Este pueblo de Japón no genera basura

Kamikatsu es un ejemplo de organización, disciplina y compromiso con el medio ambiente
Kamikatsu, el pueblo que recicla toda su basura. Imagen: Especial

En un pueblo de Japón, ubicado en el distrito de Katsuura, no hay incineración de residuos, pues sus 1,500 habitantes se ocupan de separar su basura en 45 categorías para así reciclarlo todo.

Sí, así como lo lees, pareciera falso pero no lo es. La capacidad de organización y la disciplina de los habitantes de Kamikatsu es lo que ha llamado la atención del mundo entero.

Su compromiso con el reciclaje y con el medio ambiente es tanto, que sus 45 categorías abarcan desde almohadas, botellas de vidrio separadas por colores, cepillos de dientes, utensilios de plástico, etcétera.

La meta de este pueblo ubicado en una isla de Shikoku es no enviar ningún residuo a incinerar, tal como lo hacían hace aproximadamente siete años atrás, hasta que el alcalde canceló el uso del incinerador para evitar los altos niveles de dioxinas.

Fue después de eso que se impulsó el proyecto de reciclaje y cero residuos en la entidad nipona; los ciudadanos tomaron control de la situación y se hicieron cargo de hacer ese plan, un estilo de vida.

El objetivo de reciclar todo, es una meta compartida por todos los residentes de Kamikatsu, quienes para 2020 quieren lograr dicho cometido.

Pero, ¿cómo logran reciclar todo?

Bueno, los habitantes de Kamikatsu reutilizan todos los desechos orgánicos como composta en los campos de cultivo o en los jardines de sus hogares, además lavan los envases de plástico y vidrio para usarlos de nuevo; todo es llevado a centros de reciclaje.

Los residuos generados y llevados a dichos centros se separan en 45 categorías distintas y son puestos al alcance de la población en un Centro de Intercambio, donde las familias del pueblo pueden hacer trueques.

Dicha actividad les ha brindado la opción de comercializar con la basura, cosa que antes era difícil de imaginar. Sin embargo, la comunidad de Kamikatsu también ha optado por crear arte con los desechos que generan.

Kamikatsu cuenta con 45 categorías de reciclaje. Imagen: Youtube

De eso se encargan los artesanos del pueblo, que reconstruyen parte de los desechos para después ponerlos en venta a los mismos habitantes; con lo que recaudan, el municipio les brinda composta y bonos para comprar alimentos.

Y eso no es todo, el pueblo de Kamikatsu cuenta con negocios que comparten el objetivo de eliminar los productos desechables y ser una entidad de cero residuos, sus locales han optado por no usar servilletas de papel, ni emitir tickets en papel.

Incluso los empleados de dichos negocios llevan a cabo la compra de alimentos con bolsas reutilizables y los productores locales también optan por manejar sus insumos en cajas de cartón o madera para evitar usar plásticos. 

Además, los productores locales toman en cuenta las estaciones para saber qué alimentos o frutos son de temporada y así promover su consumo y evitar su desperdicio.

A pesar de que este sistema pareciera demasiado estricto para algunas personas, la comunidad cero residuos en la que se ha convertido Kamikatsu es el reflejo de que la disciplina y el compromiso de una sociedad pueden contribuir en gran medida al medio ambiente y la cultura, pues en los últimos cuatro años, han logrado reciclar hasta el 90% de la basura generada y han motivado a los pueblos cercanos a usar el mismo sistema.

¿Nosotros también seríamos capaces de comprometernos de tal manera con el ambiente? porque al parecer, tenemos mucho que aprender de este pueblo de Japón.

 

 

Con información de: Business Insider.