Especulación del agua en Wall Street viola derechos humanos: ONU

Un relator de las Naciones Unidas advierte que este recurso no puede ser tratado como el oro o petróleo
(Imagen: Pixabay)

Un relator especial designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU advirtió que la especulación del agua en la bolsa de valores de Wall Street atenta contra los derechos humanos de todos.

“No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública”, expresó Pedro Arrojo-Agudo, de la ONU.

Arrojo-Agudo agregó que ya de por sí el recurso se encuentra bajo amenaza. Esto por la población en crecimiento, la demanda que va en aumento y la contaminación de la agricultura y las mineras. A todo esto se suma el cambio climático.

“Me preocupa mucho que el agua ahora se trate como el oro, el petróleo y otros productos básicos que se negocian en el mercado de futuros de Wall Street”, puntualizó.

Las declaraciones del relator se dan tras el lanzamiento del primer contrato de CME Group de comercio de futuros de agua del mundo. Este acuerdo, señala la ONU, se da con el pretexto de ayudar a usuarios a gestionar el riesgo y equilibrar mejor las demandas competitivas del recurso ante incertidumbres. ¿Como qué incertidumbres? Como las sequías graves y las inundaciones.

Este contrato, por supuesto, va de la mano con las ganancias para quienes comercialicen el agua. Es decir, los compradores y vendedores pueden intercambiar precios fijos por la entrega de una cantidad fija de agua en el futuro.

¿Por qué la especulación del agua es un riesgo?

Para Arrojo-Agudo, la especulación del agua podría atraer a fondos de cobertura y bancos a apostar por los precios. Esto, señala, podría generar burbujas especulativas como las del 2008.

“En este contexto, el riesgo es que los grandes actores agrícolas e industriales y los servicios públicos a gran escala sean los que puedan comprar, marginando e impactando al sector vulnerable de la economía como los pequeños agricultores”, añadió Arrojo-Agudo.

El relator destacó que el agua es un recurso vital no solo para la economía. Su valor, precisó, no cabe dentro de la lógica del mercado y esto hace que no sea gestionable de la misma manera que otros bienes. Esto es todavía más difícil dentro de espacios especulativos.

Finalmente, el hecho de que el agua se comercialice en el mercado de futuros de Wall Street muestra que su valor como derecho humano básico está amenazado.

Publicidad