A un año de que EPN termine su sexenio, todavía le faltan por cumplir 160 compromisos

Uno de los ejes principales de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012 fue firmar sus compromisos de campaña ante notario público, la estrategia en su momento fue dar una garantía de que sus propuestas no eran meras promesas de campaña; así que en total, el ahora presidente de la república, firmó un total de 266 compromisos ante notario público.

Al respecto, una investigación del portal Sin Embargo mostró que a 5 años de gobierno, el presidente solo ha cumplido un total de 106 compromisos, es decir, tiene poco más del 50% de lo que se comprometió. Ante los cuestionamientos, la presidencia de la república respondió que cumplirá los 106 compromisos restantes en el año que queda de gobierno.

Los rubros que aun tiene pendiente este gobierno van desde la construcción de carreteras y de infraestructura en distintas áreas, hasta proyectos más específicos como el mejoramiento de la seguridad en las entidades más afectadas por el crimen organizado. Tomando en cuenta a algunas dependencias, tenemos que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tendría que concretar en un año un total de 30 proyectos; la Secretaría de Educación Pública, 12 proyectos y la Secretaría de Salud, otros 16 proyectos por todo el país.

Según la revisión documental realizada por Sin Embargo, el gobierno de Peña Nieto en sus primeros 18 meses de gestión cumplió con el 4.5% de sus compromisos, a los 24 meses llevaba 4.8%; a los 3 años de gobierno llegó al 10.52% de compromisos cumplidos. De 2015 a la fecha se aceleró el proceso de entrega hasta llegar al saldo actual que es de poco más del 50%.

Sin embargo, es poco probable que el gobierno cumpla los compromisos que le restan debido a los ajustes presupuestales que  ha tenido que hacer el gobierno en los últimos años. Estos recortes se dieron a raíz de los problemas de deuda respecto al PIB, la cual llegó a cerca del 50% y, por el entorno económico global derivado del Brexit y el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos.

Estos recortes, de hecho, ya han cancelado proyectos como el tren de alta velocidad de México-Querétaro y el tren transpeninsular que iba de Yucatán a Quinta Roo.