Actuó en México el principal operador financiero de Odebrecht

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó un artículo en donde señalan que el Ministerio Público de Brasil identificó a Olivio Rodrigues Júnior, como el principal operador de la red de sobornos montada por la constructora brasileña Odebrecht y responsable de financiar distintas campañas electorales por toda Latinoamérica.

La justicia brasileña encontró que Rodrigues Junior fue el responsable de transferir un total de 3.1 millones de dólares en sobornos a cuentas ligadas al entonces director de Pemex, Emilio Lozoya, y a otra empresa fantasma fincada en el estado de Veracruz.

La investigación realizada en Brasil determinó que Rodrigues Junior, realizó transferencias bajo el pseudónimo de “Gigolino” para realizar transferencias bancarias desde por lo menos 20 empresas offshore establecidas en distintos paraísos fiscales.

Según documentos consultados por MCCI, entre abril y noviembre de 2012 “Gigolino” transfirió 4 millones de dólares a cuentas relacionadas al coordinador de asuntos internacionales de la campaña de Enrique Peña Nieto, que era Emilio Lozoya.

Asimismo, la organización Quinto Elemento, reveló varias órdenes de depósito operadas por “Gigolino” desde bancos en Suiza y Liechtenstein y dirigidas a las empresas offshore Zecapan y Latin America Asia Capital Holding Ltd., ambas relacionadas a Lozoya según declaraciones de ex directivos de la constructora brasileña.

Según información de MCCI, Rodrigues Junior operó en México en periodos electorales a través de dos empresas offshore: Constructora Internacional del Sur, fincada en Panamá e Innovation Research Engineering and Development (IREAD), con sede en la Isla Antigua. Entre 2009 y 2012 esas empresas transfirieron 9 millones de dólares a cuentas relacionadas a distintos personajes de la política mexicana.

Según el Ministerio Público de Brasil, en 2013, cuando Lozoya ya era director de Pemex, Odebrecht envió a 2gigolino” a operar la red de lavado de dinero y sobornos en México. Entre las 20 empresas offshore manejadas por “Gigolino”, se detectó que Grangemouth Trading Company LP, con sede en Edimbuergo, Escocia, fue la intermediaria para hacer las transferencias de los sobornos a Pemex para el proyecto de la refinería en Tula.

En unos videos difundidos por Quinto Elemento, otro operador financiero de Odebrecht, Hilberto Mascarenhas, señala a Lozoya como el principal contacto en la red de sobornos de la empresa en México.

Mientras todo eso sucede, en México no tenemos idea si en qué va la investigación contra Lozoya, es más ni siquiera tenemos un fiscal que lleve de manera formal el caso. (Vía: MCCI)

 

 

 

Publicidad