¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El golpe contra ISIS: ¿Para qué recuperar Mosul?

Si se llegara a recuperar el territorio de Mosul, Irak y la coalición contra el EI darían un golpe fulminante al grupo terrorista.

Mosul ha estado bajo el dominio del Estado Islámico (EI) o ISIS por más de dos años. Fue desde este mismo lugar que Abu Bakr al Bagdadi proclamó su califato en 2014. La ofensiva Mosul hace referencia a una operación militar sin precedentes por parte de las fuerzas de Irak para recuperar este territorio de manos del Estado Islámico.

¿Dónde está y por qué es un punto estratégico importante?

Mosul es una ciudad al norte de Irak que forma parte de la provincia de Nínive, rica en yacimientos petrolíferos. Es la segunda ciudad más importante del país, antes de la invasión era un punto económico central en Irak y tenía casi 2 millones de habitantes, y fue elegida por el EI como capital del califato que el grupo terrorista intenta instaurar en Medio Oriente, en concreto en Siria y en Irak.

Desde el 10 de junio de 2014, el EI tomó Mosul —sin mucha resistencia por parte del gobierno iraquí; se dice que 30 mil soldados huyeron del ataque de 800 yihadistas—. El líder de ISIS hizo un llamado desde esta ciudad a todos los musulmanes del mundo a unírsele para apoyar a la yihad.

La ciudad de Mosul es clave tanto geográfica como simbólicamente porque está a muy pocos kilómetros de la frontera con Siria y es el corazón de la lucha terrorista, de hecho se considera el último bastión de los yihadistas en Irak.

¿Por qué Irak decidió recuperar el territorio?

El gobierno iraquí ha planeado este ataque por meses, de hecho, este es el mayor despliegue de tropas en el territorio desde la guerra con Estados Unidos en 2003. Además, Irak cuenta con el apoyo aéreo de los países que conforman la coalición internacional contra las fuerzas yihadistas, sobre todo con la ayuda de Reino Unido y Francia.

Haider al Abadi, primer ministro iraquí, declaró en un mensaje televisado en la mañana de este lunes que estas operaciones militares están encaminadas a liberar a su comunidad de la violencia y el terrorismo causado por el ISIS. (Vía El País).

Haidar al-Abadi anuncia el comienzo de la ofensiva militar

El ministro Abadi también aseguró en su mensaje que 2016 sería el año de la derrota del Estado Islámico. Recordemos que ISIS ha acumulado mucho poder y seguidores en los últimos dos años, el gobierno iraquí tiene la esperanza de que este golpe militar sea el decisivo para acabar con el dominio del terror en su territorio, para debilitar al grupo terrorista y así reducir su capacidad de reclutamiento.

¿Cuáles son las consecuencias humanitarias de este ataque?

Se calcula que alrededor de 1.5 millones de civiles viven actualmente en Mosul y pueden quedarse atrapadas en el territorio durante el enfrentamiento. Por esta razón, el  secretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien, ha expresado su preocupación ya que, además de estar expuestos al fuego cruzado, los civiles en la zona pueden ser usados como rehenes o escudos humanos:

“Las familias están en riesgo extremo de quedar entre el fuego cruzado o de ser blancos de francotiradores. Decenas de miles de niñas, niños, mujeres y hombres iraquíes pueden quedar bajo sitio o ser retenidos como escudos humanos”, alertó el funcionario, (Vía Aristegui Noticias).

Los campamentos para refugiados que ha dispuesto el gobierno podrán albergar hasta 60 mil personas, cifra insuficiente para las 250 mil personas que se calcula pedirán asilo. A esto se le suma el riesgo de no condenar a los civiles que han vivido estos años en el EI de pertenecer al dicho grupo, “Queremos asegurarnos de que no se acuse a los civiles que han vivido bajo el Daesh de pertenecer a él y de que no haya ejecuciones sumarias, ni de civiles, ni de miembros del Daesh”, afirmó Matthias Behnke, coordinador para Siria de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.