El Blue Monday o el día más triste del año no existe, asegura el IMSS

El Blue Monday surgió como una estrategia de marketing y no tiene sustento científico
Foto: Pixabay

Desde que comenzó la pandemia por COVID-19, nuestra salud mental se ha puesto constantemente a prueba y por si fuera poco, este lunes 18 de enero es el conocido popularmente como ‘Blue Monday’ que según la cultura popular, sería día más triste del año.

Sin embargo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló a través de sus redes sociales que el Blue Monday no existe y recomendó acercarse a profesionales para atender la salud mental.

De igual manera, el Director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo se pronunció al respecto y llamó a estar pendiente de los canales de comunicación del IMSS para enterarse de las actividades en línea que se realizarán hoy con respecto a la salud mental.

“Dicen que hoy es el Día Azul, el Blue Monday, el día más triste del año. Son esas de la cultura popular, sin embargo, sí es importante pensar que la salud mental es un elemento fundamental en esta pandemia para todos.

Así como para el personal de salud, y todos aquellos que están en cuarentena desde hace mucho tiempo. La salud mental es un hecho controvertible que debe ser atendido y síguela pandemia y seguimos trabajando para atenderla”.

Foto: Pixabay

El origen del Blue Monday

La historia del también llamado Día Azul surgió en 2005, cuando la agencia de viajes Sky Travel lo utilizó como parte de una campaña publicitaria, en la que habría decretado el tercer domingo de enero como el día más triste del año a partir de una ecuación creada por el psicólogo Cliff Arnall.

Esta fórmula considera las siguientes variables: tiempo, deudas, salarios y niveles de motivación, sin embargo, son elementos que realmente no son cuantificables, por lo tanto no cuenta con ninguna clase de rigor científico.

De manera que las opiniones con respecto del Blue Monday está divididas, mientras algunos se preparan para consentirse comprando cosas en línea, pidiendo comida a domicilio o poniendo la música más triste, otros enfatizan que lo verdaderamente importante es difundir información sobre el cuidado de la salud mental.

 

Publicidad