Nueva planta de fertilizantes de Pemex lleva años de retraso

Planta-fertilizantes-Pemex-restraso-presupuesto-gasto

En 2014, Pemex aprobó un proyecto de 473 millones de dólares para rehabilitar y reacondicionar una planta de fertilizantes con el fin de impulsar su producción y así reducir sus importaciones. Para hacerlo, la paraestatal mexicana gastó 273 millones de dólares para comprar una planta chatarra en Coatzacoalcos que llevaba sin operar desde 1999.

La planta fue comprada a la empresa Altos Hornos de México S.A. de C.V. en 2014 y aprobaron un presupuesto de 200 millones de dólares para remodelarla y equiparla con equipo de última generación. Sin embargo, han pasado 3 años y la planta tiene un avance del 60% y el presupuesto está por agotarse.

Según el personal encargado de reacondicionar la planta Agro nitrogenados, los trabajos quedarán completados en poco más de un año y muy probablemente Pemex tenga que inyectar más recursos de los presupuestados inicialmente. Esto significa que la obra tendrá más de 2 años de retraso ya que el proyecto original afirmaba que en 2015 la planta empezaría a producir urea, que es uno de los fertilizantes más demandados en el mercado mexicano.

Sin embargo, hasta el momento la planta no ha producido una sola tonelada de urea y está lejos de hacerlo, según un delegado de la CTM, la obra en bruto podría quedar lista a finales de este año, sin embargo, va su inicio de operaciones va a aplazarse un año más debido a que Avanzia,  empresa española que contrató Pemex para el proyecto, subcontrató a otras empresas para distintos ramos, han retrasado sus operaciones, por lo que se estima que terminarán a finales de 2018.

La expectativa de la empresa productiva del estado es que la planta Pro Agroindustria produzca un total de un millón de toneladas de fertilizante urea al año. En ese sentido, Pemex ha señalado que esta planta representa una oportunidad de negocio inmejorable ya que en el país apenas se producen 100 mil toneladas de ese fertilizante al año y la demanda en el mercado nacional es de un millón y medio de toneladas, demanda que hasta el momento es cubierta con importaciones.

Según un informe de Pemex presentado a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB), la renovación incluye todo el equipo estático, mecánico y rotatorio. También informaron que se construirá una estación de compresión de dióxido de carbono, así como otros proyectos complementarios.

Las obras de reacondicionamiento cuentan apenas con 500 trabajadores, cuando los mínimos necesarios son mil 500, tomando en cuenta las dimensiones del proyecto. Esto explica en parte las causas por las que el proyecto lleva ese nivel de retraso.

De tal forma, entre más pase el tiempo, mayor será el costo del proyecto y, este, con el retraso que lleva va a rebasar fácilmente el presupuesto que tenía destinado originalmente. (Vía: Reforma)

 

 

 

Publicidad