La ‘fiebre del vino’ entre los inversionistas; algunos dejan más utilidades que el oro

En el último año, los mercados bursátiles han entrado en una especie de “fiebre del vino”, muchos inversionistas han invertido en el mercado secundario de la producción de vinos finos. Este boom del vino, se debe a que las ganancias que dejan estos productos superan al que deja el oro, el mercado de divisas o la compra de bonos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Solo en los últimos 12 meses, las inversiones en el índice Liv-ex Fine Wine 100, han acumulado ganancias de 14.2% en dólares, para darnos una idea del rendimiento que está dejando este sector, un bono del Departamento del Tesoro de EU que deja rendimientos del 2.20% a 10 años. Estos altos rendimientos han generado expectativas positivas en los mercados respecto a estos productos, en la última década, el índice de vinos reportó ganancias por 25.5% en dólares, 10 veces más que los bonos del Departamento del Tesoro.

En el índice bursátil Liv-ex Fine Wine 100, perteneciente al mercado secundario de Londres, cotiza los 100 vinos más caros en un listado que se actualiza mensualmente. Para establecer los precios y la calidad, el índice toma en cuenta los comentarios de los críticos más reconocidos a nivel mundial. El requisito para que el vino forme parte del indicador, debe tener una existencia mínima de 3 años y cada componente está formado por una caja de 10 botellas.

De hecho este índice de vinos se encuentra en un ciclo alcista en los mercados bursátiles, contrario al de otros bienes como el oro o el petróleo, cada botella puede costar más de 40 mil pesos. La cotización del oro, por ejemplo, ha decrecido 2.2% sus rendimientos en dólares en los últimos 12 meses.

Sin embargo, al igual que otros productos, el vino está sujeto a los ciclos económicos, recordemos que sus precios tendieron a la baja en la década pasada, a partir de 2016 este ciclo se invirtió y ahora se se encuentra en una tendencia ascendente. Este mercado se está volviendo una opción de diversificación de los mercados secundarios ya que se estima que estos altos rendimientos se mantengan en el mediano plazo. (Vía: El Financiero)

 

 

Publicidad