¿Cómo se calculará el daño económico causado por el sismo?

Hasta el momento no se han dado a conocer las cifras relacionadas al costo económico de los daños causados por el sismo del pasado 8 de septiembre. Sin embargo, en algunos días se darán a conocer estos datos, así que explicaremos cómo se obtienen estas cifras.

En general, los daños económicos causados por un desastre natural se calculan por una parte, en el valor estimado de los daños materiales, tanto en infraestructura pública, como privada.

En ese sentido, para el sismo se tomarán en cuenta las afectaciones a la infraestructura pública, tales como inmuebles de gobierno, calles, puentes y demás, así como los daños a propiedad privada como casas, negocios e industrias.

Por otra parte, se toma en cuenta el efecto que puede tener el desastre nacional en la capacidad productiva de la región en relación a la economía nacional, por tanto esta estimación cambia dependiendo de la región y de las actividades económicas que se lleven a cabo en ella.

En el caso del sismo, la mayor parte de los daños se dieron en los estados de Oaxaca y Chiapas, por tanto veremos que las afectaciones serán principalmente en el sector primario y en menor medida en el secundario; recordemos por ejemplo que en Oaxaca se cerró temporalmente la refinería de Salina Cruz, lo cual afecta directamente la productividad de la región.

De tal manera, se suman los daños materiales con los daños prospectivos en la productividad de la región afectada con el fin de establecer el costo económico de los daños de un desastre natural, la variable resultante normalmente es en proporción a un porcentaje del Producto Interno Bruto Nacional.

De hecho, México, es uno de los países que en promedio tiene mayores costos económicos en desastres naturales, según la Oficina para la Reducción de los Riesgos por Desastres de la ONU, solo en 2015 le costaron al país alrededor de 2 mil 942 millones de dólares. Dicha cifra fue tomada desde un modelo que calcula el promedio a largo plazo, similar al que utilizan las aseguradoras para medir el riesgo y las probabilidades de que ocurra un desastre natural. (Vía: Cámara de Diputados)

En dicho informe se estableció que de ese total, los terremotos son los que generan más costo asociado a un desastre, con un estimado de mil 354 millones de dólares. Por ejemplo, el sismo de 1985 impactó en el crecimiento económico del país el cual pasó de 3.65 en 1984 a 2.59 en 1985, sin embargo, el impactó fue en 1986 cuando el país decreció 3.75%.

Los daños materiales por ese terremoto ascendieron a 4 mil millones de dólares incluyendo infraestructura pública y privada. Tomando en cuenta la productividad de las regiones afectadas los daños ascendieron a 11 mil 400 millones de dólares según estimaciones del Banco Mundial. (Vía: Milenio)

Otro ejemplo, fue el terremoto y el tsunami ocurrido en el año 2011 en Japón, dicho desastre natural tuvo un costo estimado de 309 mil millones de dólares equivalentes al 6% del PIB nacional de los japoneses.

Dicho fenómeno afectó la producción de alimentos y la generación de energía nuclear, el segundo incidente, que dañó la planta de Fukushima produjo un desastre nuclear, lo cual le costó a la compañía TEPCO, 20 mil millones de dólares en indemnizaciones; por otra parte se estima que por dicho desastre, entraron en bancarrota unas 650 empresas. (Vía: El Comercio)