Dilma Roussef enfrentará un juicio político

Si al final del juicio se decide declarar culpable a Rousseff, esto llevaría a su destitución definitiva y marcaría el fin del gobierno del Partido de los Trabajadores.

Después de un debate de aproximadamente 15 horas, el Senado de Brasil votó el día de ayer para que avanzara el juicio político al que está siendo sometida la presidenta, ahora suspendida, Dilma Rouseff.

Si al final del juicio se decide declarar culpable a Rousseff, esto llevaría a su destitución definitiva y marcaría el fin del gobierno del Partido de los Trabajadores, que lleva 13 años dirigiendo el país. De ser así, Michel Temer, el presidente interino —quien ha sido una figura central en el proceso de Impeachment contra Rouseff—, quedaría en la presidencia hasta el 2018.

Los cargos contra la presidenta suspendida son por manipulación de cuentas gubernamentales y ejercicio del gasto público sin aprobación del congreso.

Se espera que el veredicto del juicio sea emitido a fin de mes.

Mientras tanto, Michel Temer enfrenta un clima social de inconformidad, una crisis fiscal que ha llevado a Brasil a una de sus peores recesiones desde 1930.

Recordemos que los simpatizantes de Dilma Rouseff defienden la inocencia de la presidenta. Se argumenta que todo fue un golpe de estado orquestado por Temer y que ella no cometió ningún acto ilícito. 

Jorge Viana, senador del Partido de los Trabajadores, afirmó que este juicio es sólo una puesta en escena por parte del ala coservadora del gobierno brasileño: “No hay juicio, solo una sentencia que ya ha sido escrita” (Vía The New York Times).

Mientras tanto, fuera del Senado y en 15 ciudades más de Brasil, varios manifestantes protestaron en contra del “golpe” de Michel Temer.

Por su parte los parlamentarios del Partido de los Trabajadores (PT) acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exigir que se suspenda el juicio político, considerado ilegal por parte de la izquierda brasileña:

“La CIDH, organismo de la Organización de Estados Americanos, confirma que ha recibido una petición y una solicitud de medida cautelar alegando violaciones al debido proceso en el juicio contra Dilma Rousefff”, dijo este día la vocera de la Comisión, María Isabel Rivero.

El Brasil de los Juegos Olímpicos pasa por una situación política que, aunque se ha intentado por parte de las autoridades, es imposible hacer invisible ante el mundo.

ANUNCIO