‘Huachicoleros sí dan litros de a litro’: transportistas compran diésel robado

Transportistas admiten comprar diésel robado a huachicoleros.

A partir de los enfrentamientos entre huachicoleros y ejército, la pregunta obvia era: ¿a dónde van a parar los litros de combustible robado? Ahora hay una respuesta parcial: los camioneros de las rutas México-Puebla-Veracruz han admito comprar diésel robado y, para colmo, entre sus razones esgrimen que los huachicoleros sí dan litros de a litro. 

Una industria ilegal como el robo de combustibles a Pemex no podría sostenerse sin clientes que compraran a gran escala la mercancía robada. Y los transportistas ven en la gasolina robada un ahorro significativo: los huachicoleros ofrecen el litro de diésel a 11 pesos mientras que en una gasolinería se vende a 17 pesos. La diferencia de cerca del 40% es capaz de borrar los escrúpulos de cualquiera a la hora de financiar una empresa ilegal. (Vía: Reforma)

El mercado negro florece con tanto éxito que, según expertos, en varias zonas del país muchas bandas criminales se dedican exclusivamente a extraer combustibles ilegales. Desde Puebla hasta el norte del país, la extracción ilegal de hidrocarburos de duchos de Pemex se ha vuelto sumamente rentable en un momento en que otras empresas ilegales exigen sortear mayores peligros o ya no son tan remunerables como antes.

Juan Ciro Durán, de la AMOTAC (Asociación Mexicana de Organizaciones Transportistas), declaró a Reforma que los camioneros compran combustible robado a los huachicoleros por necesidad. Esta industria criminal que genera millones de pesos en pérdidas a la nación, tiene como ficha estratégica que mucha gente no juzga inmoral el robo de combustible, al menos no como el secuestro o la extorsión. 

De las declaraciones de Durán a medio ha llamado la atención una aclaración: a diferencia de las gasolinerías, los huachicoleros sí dan litros completos. A decir de los transportistas, roban, sí, pero no sus propios clientes; mientras que Pemex sí roba a sus propios clientes. El líder de la AMOTAc alegó que ante los apretados presupuestos de los choferes transportistas y la inseguridad de las carreteras, comprar gasolina robada no sólo es una opción; es una necesidad. (Vía: Forbes)

https://twitter.com/el0rtiz/status/880782125640941568

¿Les parece justificado?, ¿ustedes creen que en efecto se trata de una necesidad? O, por el contrario, ¿no se trata de un círculo vicioso de corrupción e ilegalidad?

ANUNCIO