La deuda del sector público del país llega a los 9.66 billones de pesos

La administración de Enrique Peña Nieto ha incrementado la deuda total del sector público a 9 billones 66 mil 500 millones de pesos. Esto significa un aumento de 54% más de la cifra que heredó la administración anterior, el cual dejó una deuda total de 5.9 billones de pesos. (Vía: Proceso)

El Informe de finanzas públicas y deuda pública correspondiente a octubre de este año revela que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de deuda pública, ascendió a 9 billones este año, a diferencia del 2015 en que ascendió a 8 billones. (Vía: La Jornada)

El documento también informa que el componente interno del SHRFSP se ubicó en 5 billones 828.3 mil millones de pesos y el externo fue de 3 billones 238.2 mil millones. Lo que significa que de octubre de 2015 a octubre de este año, la deuda total aumentó 333 mil millones de pesos, es decir, un 5% más.

La SHCP aseguró que la evolución del endeudamiento del sector público es congruente con la estrategia de consolidación fiscal para este año y destacó los factores que fortalecen la posición financiera del gobierno federal ante un escenario de volatilidad externa. Además, la secretaría compilará cada mes 12 indicadores de ingreso, gasto y financiamiento público para que esto permita dar un seguimiento más puntual de la trayectoria que se observa y se espera de las finanzas públicas. Esto con el fin de mejorar en materia de transparencia en las finanzas públicas. (Vía: La Jornada)

Sin embargo, los datos presentados y la evidencia del incremento de la deuda resultan sorprendentes, especialmente si se comparan con el valor total de la economía nacional, el cual se mida a través del Producto Interno Bruto (PIB). Es decir, si se comparan, se observa que la deuda total hasta el mes de octubre- es decir, con cuatro años de administración de Peña Nieto- es de aproximadamente la mitad del PIB, pues el gobierno estima que al final de 2016 termine en 50.5% del producto. Una diferencia importante por ejemplo con la administración anterior cuando Felipe Calderón dejó una deuda de un poco más del un tercio del PIB, con 36.4%. (Vía: Proceso)

De acuerdo con las cifras, lo que se puede comprobar es que la deuda continúa creciendo– a pesar de que se siga pagando- y que no es posible observar si, al menos, pronto- ni cuándo- dejará de aumentar.

 

Publicidad