Detener el SIDA para 2030: compromiso adquirido por Narro Robles

SIDA

El secretario de salud, José Narro Robles, suscribió este miércoles, en sesión de la ONU, una declaración política de la comunidad internacional que se compromete a detener la propagación del VIH-SIDA.

El compromiso de la ONU es disminuir el promedio de transmisiones, pues en 2015 se reportaron 2.1 millones en un lapso de cuatro años.

Narro presentó su plan 90-90-90 como aportación del Estado mexicano para combatir el virus. Este plan consiste en lograr brindar diagnósticos al 90% de la población mundial; que el 90% de quienes lo padecen cuenten con el tratamiento adecuado, y que 90% tenga acceso a supresión viral.

Para Narro, en los últimos 20 años la comunidad internacional ha logrado avances importantes en el combate contra este virus, al lograr una mejor calidad de vida de los que lo padecen y conseguir que el padecimiento se convirtiera en síndrome crónico. Por lo tanto, afirma el Secretario de Salud, es posible terminar con el virus para el 2030.

Sin embargo, Narro apuntó que se requiere de verdadera voluntad política para concretar el objetivo; pues al mismo tiempo que se requiere de un redoble presupuestario en el ámbito científico, también es necesario atender la cuestión social. Esto es, evitar la discriminación hacia quienes la padecen, sean trabajadores sexuales o usuarios de drogas vía inyección, y también respetar las diferentes orientaciones sexuales.

Al hablar del caso mexicano, Narro puntualizó que el mayor reto de nuestro país frente a este virus, es lograr cobertura que dé acceso a la población para obtener un diagnóstico adecuado. Así lo declaró:

“En México, una de cada tres personas que padecen la infección no lo sabe, no los tenemos identificados, y no cuentan con un diagnóstico.” (vía El Universal)

Para el director de ONUSIDA, Michel Sidibé, el mundo se encuentra ante una oportunidad de oro para liquidar esta infección. Así lo expresó:

“El compromiso de cero nuevas infecciones de VIH, cero muertes relacionadas con sida, y cero discriminación ofrecerán un trampolín para la implementación de una agenda socialmente justa, innovadora y basada en la evidencia que termine con la epidemia del Sida para el 2030.” (vía El Universal)

Ojalá que no quede en retórica y sí exista la voluntad para apoyar los esfuerzos en contra de esta epidemia.

ONU