En Tlaxcala se derrumba histórico Portal de 131 años de antigüedad

Entre el abandono y la corrupción el país se desmorona. En Tlaxcala, uno de los elementos arquitectónicos e históricos más importantes, el Portal Hidalgo de 131 años de antigüedad, se derrumbó.

Esta construcción era un elemento icónico y formaba parte de la historia del municipio de San Pablo Apetatitlán en Tlaxcala. Pero ayer martes por la noche, la estructura de vigas que sostenían el techo de los portales  y los muros de una segunda planta, colapsaron. Sólo quedó una placa con la fecha en la que supuestamente fue inaugurado, 1886. (Vía: Proceso)

 

Afortunadamente no hubo heridos y los vecinos, que en días pasados reportaban en redes sociales el riesgo del colapso, ahora reaccionaban sorprendidos ante el derrumbe.

Por su parte,  Arturo León, director de Seguridad Pública del municipio, declaró que el portal era una zona de riesgo, pues debido a considerables fisuras y la afectación de las lluvias, la estructura había acumulado humedad, condición que afectó a su desmoronamiento.

El Portal de Hidalgo se localizaba sobre la Calle Morelos esquina con Francisco I. Madero, a unos metros del zócalo de Apetatitlán y de acuerdo a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, debió estar resguardado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, pero no soportó los embates de la naturaleza y el descuido. (Vía: Reforma)

Antes del derrumbe

Al parecer, desde que los portales fueron abiertos a público, jamás recibieron algún trabajo de restauración, ni conservación por parte de la autoridad responsable, es decir el INAH. Esto, pese a que el lugar representó en épocas anteriores, un punto de reunión e intercambio de mercancías, mejor conocido como trueque.

Actualmente, el portal era propiedad de empresarios textiles quienes supuestamente hacían trámites legales para donarlo al Ayuntamiento de Apetatitlán. Mientras, resta esperar a que llegue personal de INAH; y que se retiren las ruinas de lo que alguna vez representó un pedazo de historia, un punto de reunión y una conexión entre los pobladores del presente y los del pasado.