‘Tengo manos muy largas’: Juan Dabdoub de ConFamilia sobre cómo calló a una manifestante

Desde que la Arquidiócesis de Xalapa anunciara su llegada a México, el autobús homofóbico de la organización yunquista HazteOír ha protagonizado unas cuantas metidas de pata de campeonato: el autobús que aquí promueve ConFamilia hizo el ridículo en la cumbre de la OEA en Cancún, prometió llegar a los Pinos (donde no los invitaron) y nunca llegó. Ahora Juan Dabdoub, presidente de ConFamilia, calló a una manifestante en Guadalajara. 

A la serie de eventos desafortunados que ha sido la llegada de este autobús a México se añadió cómo Dabdoub calló con la mano a una manifestante que lo increpó por su postura ante la homosexualidad. En el video del incidente se aprecia cómo de forma grosera y recia Dabdoub le pone la mano en la boca a la chica.

Aunque el video del incidente ya le dio sus merecidas vueltas al internet, Dabdoub ya salió a aclarar que no fue adrede; muy por el contrario, el accidente se debió a que tiene “manos muy largas”. En conferencia de prensa alegó que ya habían platicado anteriormente con esa chica y con otros estudiantes de Guadalajara. ¿No sería mejor pedir disculpas antes que seguir poniendo pretextos?

En el colmo del cinismo, Dabdoub tuvo la osadía de jactarse de pertenecer a la primera organización que “dialoga con la comunidad LGTB”. ¿Buscar quitarle derechos a los demás es diálogo?

https://twitter.com/raflescabrera/status/882454566628769792

Desde su llegada, este autobús intolerante, que dice estar a favor de la libertad pero sólo se mueve en contra de ella, ha recibido duras críticas de organizaciones a favor de los derechos humanos y a favor de la comunidad LGBT. (Vía: Animal Político)

Y por si no lo recordaran, Dabdoub se hizo particularmente famoso cuando en un programa matutino de la tele mexicana, dijo que si su hijo fuera homosexual, “él lo invitaría a retomar su heterosexualidad”. Así las cosas, no debería sorprendernos que su autobús transfóbico esté en contra de la libertad ajena.