Con todo y consignación penal, priista busca una tercera Alcaldía

En 2013, durante su segundo periodo como alcalde de Coacalco, Estado de México, David Sánchez Isidoro estuvo involucrado en un laudo laboral por 4.1 millones de pesos. Hoy, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó una consignación penal en su contra, Sánchez Isidoro tiene otros planes: contender para una tercera Alcaldía de ese municipio.

En enero pasado, la SCJN ordenó la destitución y consignación de Erwin Castelán, exalcalde priista y sucesor de Sánchez Isidoro, y 16 integrantes de su cabildo. También ordenó la consignación penal de Sánchez, quien fungía como diputado federal del PRI hasta hace unos días, por desacato reiterado a una sentencia de amparo por el laudo laboral originado durante su administración.

El cargo federal que Sánchez ocupaba como diputado federal no lo protege del proceso penal en su contra, pues se trata de una sanción aplicada directamente por la Suprema Corte. Aun así, fue a finales de febrero que el priista formalizó su registro como precandidato a Presidente Municipal de Coacalco.

De encontrarse culpable, Sánchez Isidoro podría ser sentenciado de cinco a 10 años de prisión y ser inhabilitado para ocupar cargos públicos, incluido el de alcalde. La próxima audiencia será el 6 de marzo, fecha límite para aportar pruebas en su defensa.

El gobernador Alfredo del Mazo y su compañero de partido, David Sánchez Isidoro

¿Aún tiene posibilidades de ganar?

Coacalco podría volver a tener un Alcalde priista si Sánchez Isidoro logra sortear otros procesos legales que arrastra de sus administraciones previas: multas que suman más de un millón de pesos y su responsabilidad en la concesión del Deportivo Municipal Villa de las Flores a un particular. “Quiero ser muy claro que de ninguna forma se involucra el proceso legal con el legal (sic)” declaró Sánchez en un comunicado. “Toda vez que no se violentan mis derechos políticos, ni estaré privado de la libertad como se ha dicho”. (Vía: Reforma)