PRI balconea a Anaya ante la OEA: su caso ‘fomenta la impunidad’, dice Ruiz Massieu

En una visita exprés y casi de sorpresa, la secretaria del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, presentó una carta y un expediente de la investigación sobre las acusaciones de lavado de dinero contra Ricardo Anaya al presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

La reunión, que duró poco más de una hora, ha de haber parecido un dejà vú nada agradable para Almagro y para los altos funcionarios de la OEA, ya que apenas hace menos de una semana, los senadores panistas también habían llegado a sus oficinas en Washington denunciando, por su parte, una “persecusión política” contra Anayita. (Vía: El Financiero)

Lo que Ruiz Massieu le entregó a Almagro fue una carta y el expediente de las investigaciones periodísticas que, dice, demuestran el desvío de recursos y lavado de dinero en el que se ha involucrado el queretano. En la carta (que es una obra de arte de la comedia autorreferencial… y si no se hizo con ese propósito es algo que rebasa el cinismo), se lee:

Es muy grave que, en virtud de intereses electorales, y para evadir sus responsabilidades ante la ley, Anaya pretenda manipular a la opinión pública, usando y abusando de la OEA, una organización indispensable para nuestra región, de la que México ha siempre sido uno de sus principales defensores y colaboradores” (Vía: El Universal)

Imágenes exclusivas de comisiones del PAN y el PRI en las oficinas de la OEA

La cartita y el expediente que el PRI presentó a la OEA no es, dicen, para que se quede archivado, sino para que sea distribuido por la misma OEA a los países miembros y entre la comisión observadora que vigilará las elecciones de julio.

Esta petición, de ser cumplida, comprometería a la OEA, pues no se trata, en realidad, de una exigencia de justicia, sino de una clara (y hasta burda) estrategia electoral en respuesta a la hecha hace seis días por los senadores panistas. (Vía: El País)

En medio de estos dimes y diretes con el tío que nunca va a la casa pero medio les cae bien a los dos sobrinos, las encuestas demuestran que Anaya se ha estancado y Meade sigue en caída libre, mientras que la intención de voto para Andrés Manuel sigue creciendo… ¡la que nos espera!