Si tu edificio es nuevo y está dañado, las inmobiliarias tienen que pagar el 100% de los daños

Según datos oficiales, el 10% de los inmuebles dañados o colapsados por el pasado sismo del 19 de septiembre en CDMX, eran de reciente construcción. Esto ha evidenciado, entre otras cosas, las irregularidades producidas por actos de corrupción entre los distintos niveles de gobierno y las compañías inmobiliarias en varios proyectos de construcción en la ciudad.

No olvidemos tampoco que hay una explicación del porqué la mayoría de los inmuebles afectados por el sismo fueron edificaciones de 30 o más años; la cual, no tiene que ver con que las nuevas edificaciones estén mejor construidas, sino que fue por mero azar, es decir, por el tipo de sismo que se presentó. Así lo revelaron investigadores de la UNAM, quienes señalan que el sismo del 19 de septiembre afectó edificaciones más pequeñas debido a que las ondas no alcanzaron a disiparse por corta distancia del epicentro. (Vía: The New York Times)

Sin embargo, más allá de todo esto, los cárteles inmobiliarios de la ciudad, de manera mezquina han intentado deslindarse de su responsabilidad respecto a los daños causados por el sismo, ya que literalmente se están lavando las manos. Por ejemplo, la constructora Canada Building Group, responsable de la construcción del edificio Nuevo Zapata en la colonia Portales, el cual colapsó, declaró que los daños se deben a un “infortunado siniestro”.

Dicho inmueble fue terminado a mediados del año pasado, es decir, no tenía ni siquiera dos años de construido y colapsó por el sismo. La compañía informó a sus 23 propietarios que no pagará por ningún daño ya que estos fueron causados por un fenómeno natural incontrolable. (Vía: Reforma)

Sin embargo, según la Ley Federal del Consumidor este es un delito, ya que en su artículo 73 establece que las constructoras tienen que hacerse responsables de la reparación de la construcción por un lapso de 5 a 10 años, ya que es parte de la garantía que tienen que cubrir esas empresas.

La Ley Federal del Consumidor señala al respecto que:

“Todo bien inmueble cuya transacción esté regulada por esta Ley, deberá ofrecerse al consumidor con la garantía correspondiente, la cual no podrá ser inferior a cinco años para cuestiones estructurales y tres años para impermeabilización; para los demás elementos la garantía mínima será de un año. Todos los plazos serán contados a partir de la entrega real del bien. En el tiempo en que dure la garantía el proveedor tendrá la obligación de realizar, sin costo alguno para el consumidor, cualquier acto tendiente a la reparación de los defectos o fallas presentados por el bien objeto del contrato”.

En ese sentido, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rogelio Cerda, informó que la institución se encuentra al pendiente de este tipo de casos y, reafirmó que se actuará con todo el peso de la ley contra las empresas constructoras e inmobiliarias que no se hagan responsables de cumplir con su garantía.

Asimismo señaló que la Profeco revisará todos los inmuebles dañados que son de reciente construcción y, a aquellos en donde se acredite que los daños son atribuibles a la constructora, esta tendrá que hacerse responsable, ya sea de las reparaciones o de devolver al consumidor el valor íntegro de la vivienda. (Vía: Forbes)

De tal manera, si tu vivienda es relativamente nueva y la inmobiliaria no quiere hacerse responsable contacta inmediatamente a la Profeco para levantar una denuncia.