Condusef advierte sobre extorsionadores que usan ‘número real’ de Bancomer

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (mejor digámosle Condusef), alertó a los usuarios de tarjetas de crédito de BBVA Bancomer por una nueva forma de extorsión telefónica para sustraer información.

Se informó que estos extorsionadores han suplantado la línea telefónica del centro de atención a clientes de la institución financiera, por lo que al recibir la llamada parecería una más de servicio de banco, pero se trata simplemente de un identificador falso del origen de la llamada.

El modo de operar de esta estafa es informar de movimientos no reconocidos por el usuario por conceptos de seguros o gastos irregulares. Después de esto, piden los datos de la tarjeta en cuestión para poder hacer uso de ella con toda la información que se dio por teléfono a los aparentes trabajadores de Bancomer.

La sustracción de datos financieros es una de las principales formas de extorsión bancaria que existen. Generalmente, éstos extorsionadores se hacen pasar por trabajadores del banco y aluden a confirmación de los datos del usuario para así lograr contar con la información sensible para poder usar los plásticos y las líneas de crédito sin necesidad de confirmar la identidad real del afectado.

Ahora, las instituciones financieras están respaldadas por sistemas que cuidan la seguridad de la información y de los recursos de cada uno de los tarjetahabientes. Visa y MasterCard no solicitan en ningún momento la información sensible de sus productos, simplemente porque ya la tienen y para confirmaciones de seguridad cuentan con otros mecanismos que son acordados con los bancos y los usuarios.

Así mismo, la Condusef dio varias recomendaciones para que este modo de extorsión pueda ser evitado y contrarrestado a la brevedad. Entre ellas están:

  • No responder llamadas o mensajes de correo sospechoso o remitentes desconocidos.
  • Tomar en cuenta que ni las entidades financieras, ni VISA o MasterCard u otro operador de tarjetas, solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas, mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario haya sido quien contactó primero a la institución financiera.
  • Llamar directamente a la institución bancaria ante cualquier duda.
  • Evitar proporcionar tu información financiera a desconocidos.