Fiscalía de Puebla no ha investigado desaparición de Claudia, mujer nahua de 15 años

El 16 de septiembre, Claudia Carolina Romero Acatécatl desapreció en el fraccionamiento Villas Atlixco, uno de los complejos privados más lujosos de Puebla. La joven nahua de 15 años trabajaba como niñera en una de las casas del fraccionamiento y había acudido al lugar para cobrar lo de su semana, 200 pesos.

La última vez que la vieron fue en la entrada del fraccionamiento, los guardias no la dejaron pasar ya que su jefa se comunicó a la caseta de vigilancia para informar que no le pagaría pues no tenía dinero. (Vía: Sin Embargo)

Carolina no regresó a su casa y sus padres acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para denunciar la desaparición de su hija pero fueron ignorados, les pidieron regresar al otro día. 

Por si fuera poco las autoridades no han activado la Alerta Ámber, aun cuando la joven es menor de edad. Lucía Acatécatl, madre de Carolina regresó a la Fiscalía el día siguiente para levantar la denuncia.

Pero eso no significó que las autoridades se pusieran a trabajar, de hecho son los padres de Carolina que realizan la investigación que las autoridades se niegan a realizar; Lucía sospecha del ex novio de Carolina, quien vive en San Martín Texmelucan. 

Lucía recibió un mensaje telefónico donde supuestamente su hija le dice que es su ex novio es quien la tiene presuntamente secuestrada, también recibió otros mensajes de la hermana del ex novio donde le preguntan si pagaría por su hija. (Vía: Periódico Central)

Pero las autoridades tampoco han investigado o rastreado el número ni han buscado o interrogado al principal sospechoso.

El 30 de septiembre familiares de Carolina realizaron una protesta afuera de las instalaciones de la Fiscalía pero ni eso ha presionado a la institución para que avance en el caso y aunque los padres fueron citados el 2 de octubre para recibir avances, la dependencia canceló la reunión porque el responsable del caso estaba en junta. 

En redes sociales o usuarios exigen que la PGR y la Fiscalía de Puebla atiendan con urgencia el caso de Claudia.