Dietas veganas pueden ser un peligro para la salud, advierten investigadores

Especialistas en nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (considerado como una institución de investigación médica al nivel de universidades como Harvard o Yale) explicaron en conferencia su preocupación por la popularidad que han ganado las dietas veganas. (vía: Milenio)

Durante los eventos que preceden a la celebración del Día del Nutriólogo (27 de diciembre), externaron la preocupación por el constante avance de regímenes alimenticios elaborados de manera personal o a partir de ‘recomendaciones’ y tutoriales a través de redes sociales. Enrique Coss, investigador de esta institución, explicó que ningún plan alimenticio que suprima algún grupo de alimentos es bueno para la salud.

Así mismo, las dietas y su implementación han son cada vez comunes, pero la preocupación principal es la adopción de una alimentaciones basadas en vegetales y frutos, eliminando por entero las carnes. Astrid Ruiz, otra investigadora de esta institución precisó que:

No existe ninguna evidencia científica de que la dieta vegana tenga alguna utilidad en el control de enfermedades gastrointestinales. Por el contrario, pueden ser el origen de otros males en el hígado, por ejemplo”. (vía: La Jornada)

Es claro que cuidar la alimentación, así como la preocupación por el ambiente y los derechos de los demás seres vivos que habitan la Tierra, son materias importantes. Sin embargo, el conducirse a esto a través de un régimen dietético sin carne es perjudicial para la salud. Es comprensible el buscar una vida digna para todos los seres vivos, pero en el proceso olvidamos que el cuerpo humano y sus procesos biológicos buscan ciertas condiciones, como el consumo de proteínas.

Por supuesto que es posible vivir bajo un sistema de alimentación vegano, sin carne y sin productos de origen animal, pero este tiene que ser cuidado por especialistas de la salud que sepan atender los requerimientos específicos nutricionales de cada cuerpo (porque aunque esa dieta que te pasó tu tía en WhatsApp decía que bajarías 10 kilos en dos días le funcionó a alguien, no significa que te va a funcionar a ti).

Es necesario comprender que la alimentación humana es como es por alguna razón. Así como consumir sólo carne, o basar la mayoría de la alimentación en este grupo alimenticio, es perjudicial, lo es también irse al otro extremo y suspenderlo por completo. Los riesgos que implica el veganismo van desde la desnutrición severa hasta la anemia y, claro, todos aquellos que se adhieran a esta práctica lo resentirán, sin excepción. (vía: El País)

Las dietas y las diferentes formas de cuidar la salud nutricional han pasado de buscar generar balance a armar prohibiciones. Desde la carne hasta el gluten (una inofensiva proteína a la cual son intolerantes solamente el 1% de la población mundial) han sido objeto de estas prohibiciones que lo que hacen son promover una variedad de productos que se venden como libres de gluten, cuando ni siquiera en su estado natural podrían o deberían tenerlo (como la carne).

Sólo queda reconocer que sí, es posible llevar una dieta vegana y no morir en el intento, pero debe ser supervisada por alguien que entienda el funcionamiento biológico de tu cuerpo. Por otro lado, la proteína es un elemento esencial para la vida humana y la carne es la fuente principal de ello y al mismo tiempo que se debe garantizar un vida y muerte digna para los animales en producción para alimentos, no se debe satanizar su consumo.

Publicidad