¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La contaminación del aire puede provocar cáncer cerebral

Estudio muestra que la exposición a la contaminación aumentó el riesgo de cáncer cerebral
(Imagen: Cuartoscuro)

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad McGill en Canadá ha vinculado por primera vez las nanopartículas en el aire producidas por el tráfico motor con el cáncer de cerebro. Publicado en la revista Epidemiology, los resultados muestran que un aumento de un año en la exposición a la contaminación aumentó el riesgo de cáncer cerebral en más del 10 por ciento.

También te recomendamos: 

Scott Weichenthal, einvestigador de McGill que dirigió el estudio, declaró para The Guardian. que se deben evitar las “calles muy contaminadas” cuando hacemos ejercicio al aire libre, ya se correr o andar en bicicleta.

“A nivel individual, siempre es una buena idea reducir su exposición a los contaminantes”, explicó “Pero las acciones más importantes son a nivel regulatorio, donde puedes tomar medidas que reducen la exposición de todos, ahí es donde entran los beneficios reales”.

Así luce un tumor canceroso en el cerebro (Imagen: Medical News Today)

Los investigadores observaron los niveles de exposición a la contaminación y los registros médicos de casos dos millones de adultos canadienses entre 1991 y 2016 y encontraron un vínculo “consistente” entre el cáncer cerebral y las nanopartículas contaminantes emitidas por los automóviles de combustión. Los investigadores tomaron en cuenta otros factores que causan cáncer, como los niveles de obesidad y si las personas eran o no fumadoras. Sin embargo, a pesar de los datos alarmantes y consistentes, ya que es el primer estudio de este tipo, Weichenthal dijo que se necesitan más estudios para replicar los hallazgos.

Una revisión global de los efectos de la contaminación del aire en el cuerpo humano, publicada en febrero en la revista especializada Chest, descubrió que la contaminación del aire puede afectar negativamente a prácticamente “todos los órganos del cuerpo”.

Pero podemos estar un poco tranquilos, ya que aún no es necesario usar  máscaras o purificadores de aire a todas partes cuando salimos a la calle. Esto puede controlarse si se combate a la contaminación. Los investigadores de la Universidad de Columbia descubrieron que en Nueva York, se estima que 5.660 vidas fueron salvadas por niveles más bajos de contaminación del aire en 2012 en comparación con los niveles de 2002, según un estudio publicado en la revista Environmental Research Letters.

Por lo que se recomienda hacer ejercicio en parques o lugares cerrados en lo que se logran disminuir estas nanopartículas.

Con información de The Guardian.