¿Cuántas mujeres laboraban en Chimalpopoca? Ciudadanos exigen respuesta

Una petición en el sitio Change.org recauda firmas para exigir a las autoridades competentes del gobierno de la Ciudad de México y representantes legales de la empresa textilera, entreguen una relación de nombres y nacionalidades de quienes laboraban en el edificio colapsado entre Chimalpopoca y Bolivar, en el colonia Obrera.

Para el estado y sus gobiernos, las vidas de las mujeres carecen de importancia. Por eso, ante la imposibilidad de saber quiénes eran, [pedimos] sus nombres y una cifra exacta de las trabajadoras que laboraban ahí“, expresa la carta la cual puedes consultar aquí.

 

A casi tres semanas la dudas permanecen intactas: ¿bajo qué condiciones laborales trabajaban las costureras del edificio en Chimalpopoca?, ¿quiénes eran?, y la más difícil de responder: ¿cuántas eran?

El chofer de SEO Young, una de las cuatro empresas que albergaba el edificio, declaró que el día del sismo había alrededor de 50 personas, esta versión contrasta con la declaración de una vecina del edificio (Beatriz Ballinas) quien en entrevista para la BBC habló de 100 obreras. (Vía: Animal Político)

Era en el primer piso donde se encontraban el mayor número de mujeres que trabajaban en la empresa New Fashion. 

 

La dignidad de los cuerpos 

Tras el derrumbe, una serie de interrogantes sobre los trabajos de rescate, tensiones entre voluntarios, brigadas y policías, el domingo 24 de septiembre, activistas, feministas y sociedad civil acudieron al lugar para levantar un memorial en las ruinas que dejó el edificio colapsado.

Ese día los objetos, las pinturas y la presencia de las personas que demandaban la verdad, lograron dar un sentido a lo que las autoridades habían querido limpiar levantando todos los escombros, el sentido de la dignidad de un cuerpo.

“Tú nombre es el mío… Verdad es memoria y justicia”.

 

En 1985 muchas fábricas textiles, varias de ellas clandestinas, también colapsaron. Murieron cientos de trabajadoras. En ese entonces también fueron organizaciones civiles las que documentaron que algunas de las puertas de salida estaban cerradas con candados.

“Hace tres décadas la muerte de las costureras desnudó el abuso de empresarios que mantenían en casi esclavitud a cientos de trabajadoras. En 1985 los dueños de los talleres y fábricas se preocuparon por rescatar primero la maquinaria y cajas fuertes, denunciaron los sindicatos de costureras que nacieron de la tragedia”. (Vía: Pie de Página)

 

Según datos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de la Costura, Confección, Vestido, Similares y Conexos 19 de Septiembre, las costureras y costureros sobreviven con salarios que van de 650 a 700 pesos a la semana, apenas dos mil 800 pesos al mes. (Vía: Sin Embargo)