Enfrentamiento en comunidad rarámuri de Las Varas, Chis., deja 26 muertos

La madrugada de hoy ocurrió un enfrentamiento armado en la comunidad rarámuri de Las Varas, en el municipio de Ciudad Madera, Chihuahua. Miembros de al menos tres cárteles se enfrentaron y ha dejado como resultado 26 personas muertas, aunque un portavoz de la Fiscalía del estado, Félix González, informó que ese número podría aumentar.

El municipio chihuahuense está dentro del llamado “Triángulo Dorado”, que incluye los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango; en esta zona ha aumentado la violencia como no ocurría desde el 2011, año en el que se registró el récord de homicidios en el culmen de la “guerra contra el narco” de Felipe Calderón. (Vía: Reuters)

Este enfrentamiento inició cuando miembros de un cartel quisieron ingresar a la plaza comandada por otro. Dado que Las Varas se encuentra en lo profundo de la región montañosa de Chihuahua, el único acceso al pueblo era a través de una cañada que rodea al panteón municipal, zona en la que en últimas fechas, los pobladores han encontrado fosas clandestinas.

Según informes preliminares, La Línea, Los Zetas y el Cártel de Juárez fueron los que se enfrentaron, aunque no se ha informado aún si los muertos formaban parte de estos grupos o eran pobladores. Fue hasta varias horas después del enfrentamiento que el Ejército y las policías estatales y federales localizaron y capturaron a algunos de los involucrados. (Vía: Excélsior)

Si bien ciertas zonas urbanas habían registrado hasta el año pasado una ligera disminución en la violencia, la zona serrana del estado de Chihuahua (y todo el Triángulo dorado, al final del día) no se ha beneficiado de la “efectiva” lucha contra el narco que tanto es anunciada por las autoridades estatales y federales. (Vía: El Siglo de Torreón)

Particularmente las comunidades rarámuris se enfrentan al olvido: a principios del año, uno de sus líderes, el ambientalista Isidro Baldenegro fue asesinado (se cree) por narcotraficantes que veían amenazadas sus ganancias de la tala  clandestina por las actividades de Baldenegro.

 

¿Será que hay muertos que valen y muertos que no?