¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Se acabó la historia del Chapo: es declarado culpable y afronta cadena perpetua

El Chapo es culpable y enfrenta cadena perpetua

La carrera del narcotraficante más importante del mundo ha terminado. Joaquín “El chapo” Guzmán Loera fue declarado culpable después de un juicio que duró más de tres meses y que exhibió las entrañas del Cártel de Sinaloa, una organización delictiva que dejó miles de muertos en México. 

El Chapo tiene 61 años y hasta hace unos meses era considerado el narcotraficante más poderoso del planeta. Incluso se convirtió en un héroe popular para algunos mexicanos. Guzmán se fugó dos veces de la cárcel, utilizó técnicas innovadoras para pasar drogas a otros países, violencia extrema y tuvo una considerable capacidad para escapar, una y otra vez, de la justicia mexicana, antes de ser recapturado y extraditado a Estados Unidos en 2017.

El juicio para lograr declarar culpable a El Chapo duró más de tres meses. Imagen: Especial.

Con la ayuda de 56 testigos, catorce de los cuales trabajaron en algún momento junto al capo, El chapo estará en prisión de por vida, casi una semana después de que el jurado comenzó a deliberar su decisión.

Richard Donahue, fiscal del distrito de Nueva York, ofreció una conferencia de prensa minutos después de dar a conocer el veredicto, en la que recalcó la importancia de su captura y posterior proceso judicial.  

“La guerra contra las drogas no es una lucha perdida, el narcotráfico le cuesta la vida a muchísima gente que ha sufrido la enfermedad de la drogadicción, mientras el Chapo Guzmán se hacía millonario. Él responsable de haber traído a esta nación toneladas de heroína, cocaína, marihuana, metanfetamina y fentanilo ”, aseguró Donahue y agregó que “fue condenado a cadena perpetua sin derecho a fianza”.

Los testimonios del juicio se encuentran anécdotas sobre los jets privados llenos de dinero en efectivo, cuerpos quemados en fogatas, la corrupción de altos mandos de la política mexicana como el expresidente Enrique Peña Nieto, la afirmación de que el Chapo y sus amigos drogaban a adolescentes para después violarlas.

El caso también reveló el disparate con el que se vive la cultura del narcotráfico: anécdotas de narcos que usaban un día libre para disparar bazucas y así relajar la tensión, contratar un mariachi para tocar fuera de una celda e incluso un intento de envenenamiento usando una arepa con cianuro.       

Joaquín Guzmán en una foto cuando aún se encontraba en libertad. Imagen: Especial.

El juicio contra Loera Guzmán fue el primero en que un jurado norteamericano escucha a detalle la información de financiamiento, logística y un historial sanguinario sobre uno de los cárteles de narcotráfico en México.

El periodista especialista en narco, José Reveles, dijo en entrevista con Aristegui Noticias que aunque Guzmán Loera llegue a prisión, el cartel de Sinaloa y la violencia generada por el narcotráfico va a seguir.

“Es el fin del Chapo, pero no del Cártel de Sinaloa, la violencia va a seguir. Aún quedan organizaciones delictivas poderosas como el Cártel de Jalisco Nueva Generación. El reemplazo del chapo ya existe desde hace meses, la droga seguirá pasando, por abajo o por arriba, ni con un muro, ni con agentes de operación de la DEA se va a parar el narco, sino hasta que pare la demanda, comentó Reveles.