¿Ya revisaste tu recibo de la luz? CFE está cobrando de más a las empresas

¿Se acuerdan cuando nos dijeron que los precios de la luz bajarían en este sexenio?

Apenas ayer, 30 de enero, el director general de la Comisión Federal de Electricidad declaró que no habría aumentos a las tarifas domésticas en el recibo de la luz. Hoy, sin embargo, sabemos que hay un truco en su declaración: efectivamente las tarifas no subirán, pero la forma de cobrar el servicio a usuarios industriales cambió.

La táctica es ésta: el cargo por distribución de los recibos de enero, correspondientes también al mes de diciembre, están calculados usando la carga máxima que los clientes hayan usado durante los últimos 12 meses. Si eres una empresa que aumentó su producción considerablemente o estrenó un aparato que consume más energía de la normal, el recibo de éste y los siguientes bimestres te lo cobrará muy caro.

Sí, las empresas que hayan aumentado su consumo el año pasado, incluso ligeramente, podrían pagar miles de pesos extra anualmente.

Armando Llamas, catedrático del Tec de Monterrey, pone como ejemplo a una empresa que usa motores de cogeneración para reducir su carga eléctrica: “En el momento en que [los motores] fallen, que no hay manera de evitar que ocurra durante el año, la carga va a subir”, dice. “Con que la reparación dure tres horas, eso va a bastar para disparar la demanda y su cargo en meses venideros“. (Vía: Reforma)

Y, por supuesto, la CFE no avisó de esta forma de cobro. Ninguno de sus clientes pudo prever tal atropello y cualquier queja es inviable, pues la CFE está amparada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Estos nuevos cargos por distribución aún no acaban de reflejarse en las tarifas eléctricas domésticas. No obstante, pueden ser un precedente de lo que aparecerá en nuestros recibos en 2018. Si, por ejemplo, tú también te estás congelando y decides conectar un pequeño calentador en tu casa, puede que sigas pagando ese repunte hasta el próximo año.

Publicidad