Censura en los Juegos Olímpicos, prohiben las protestas

São Paulo 15/05/2016 Ato contra Michel Temer na Rua da Cosnolação . Foto Paulo Pinto/Agencia PT

Con el ritmo de batucada inició la XXXI edición de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. El discurso inaugural del presidente interino de Brasil, Michel Temer, fue interrumpido por una rechifla y por los gritos de “Fora Temer”.

Cuando fue su turno de hablar, Temer fue abucheado por miles de personas durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos. Por ello, en vez de dar un discurso, tal como lo marca el protocolo del Comité Olímpico Internacional (COI), sólo pronunció unas cuantas palabras:

“Después de este maravilloso espectáculo, quedan inaugurados los Juegos de la XXXI Olimpíada”

Los organizadores han tenido que tomar mayores precauciones para evitar que las protestas, derivadas de la crisis política que vive Brasil, pudieran interrumpir las competencias. Rompiendo la costumbre, el nombre de Temer no fue pronunciado al inicio de la ceremonia, debido a las recientes manifestaciones de Río de Janeiro y São Paulo. Además, hubo una convocatoria en redes sociales para abuchear sus intervenciones durante la inauguración.

Durante la competencia de tiro con arco, disputada el pasado sábado, un aficionado fue retirado por cuatro militares, por manifestarse en contra Temer. El espectador se encontraba con su pareja y sus dos hijos y sólo llevaba una pancarta con la frase “Fora Temer”. El hombre fue arrestado con el pretexto de que impedía el desarrollo de la competencia y que distraía a los atletas, a pesar de que los demás asistentes señalaron que no había hecho nada más que portar la pancarta. Cabe destacar que el presidente interino sólo cuenta la aprobación del 22% de la población.

También en el Estadio Mineirao 12 personas fueron obligadas a salir de las instalaciones deportivas. Aunque gran buena parte de los brasileños han calificado estas medidas como “censura dictatorial”, las autoridades insisten en que los estadios son para el deporte, no para la política. El comité organizador, apelando al código olímpico, ha prohibido cualquier manifestación política. Los asistentes han recurrido a frases como “Fuera ya sabes quién” o “quédate, querida”.

Por ese motivo, un juez brasileño le ha ordenado al comité organizador que permita las protestas pacíficas dentro de las instalaciones deportivas. Sostiene que en la legislación especial aprobada con motivo de los Juegos Olímpicos no hay ningún punto que restrinja el derecho constitucional de los brasileños a la libre expresión. Señaló que se cobrarán multas de 3 mil 200 dólares a cualquiera que retire a un asistente que se esté manifestando pacíficamente.

Desde mayo pasado, Temer ocupa de manera interina la Presidencia; pues el Congreso decidió suspender a la presidenta Dilma Rousseff. Si Rousseff es destituida en el juicio político, Temer completara el periodo, que termina el 1 de enero de 2019.