Usuarios de Rappi piden gasolina y ponen en riesgo a repartidores

Estamos en el día cuatro de la crisis de compras de pánico y desabasto (causada por esas mismas compras de pánico) de gasolina en la Ciudad de México y varios conductores han comenzado a tener soluciones… ‘creativas’ para hacerse de gasolina: algunos ya están pidiendo “rappifavores”, desde diez hasta 60 litros de gasolina.

Basta revisar Twitter para encontrar historias de usuarios de Rappi que se les ocurrió la brillante idea de pedir gasolina a través de “rappifavores” —una función que le permite al usuario pedirle cualquier cosa al repartidor.

La idea se convirtió en un problema, según el blog especializado en ciclismo Cletofilia, pues los “rappitenderos” se han visto obligados a aceptar pedidos que ponen en riesgo su salud y su vida, eso sin contar que estos pedidos especiales podrían costarles horas en filas para recibir un pago mínimo.

Usuarios de Rappi piden litros de gasolina y hasta las herramientas para sifonearla
Usuarios de Rappi piden litros de gasolina y hasta las herramientas para sifonearla (Imagen: Cletofilia)

¿Pero por qué es un problema grave? Primero que nada, la cuestión económica. Los “rappitenderos”, al no tener un sueldo base se ven presionados constantemente a aceptar cualquier pedido. Según los testimonios recuperados por Cletofilia, además de esta presión, los repartidores tienen cierto porcentaje de “tolerancia” para rechazar pedidos, si no son bloqueados por un tiempo de la aplicación.

Entonces, al verse coaccionados para aceptar el pedido, se pueden enfrentar al hecho de que el pedido incluye hacer filas de dos hasta diez  horas por gasolina, tiempo que no recuperarán y por el que ganarán sólo el costo del “rappifavor”: de 40 a 80 pesos.

Soporte Rappi amenazando a repartidor con bloquearlo si rechaza pedido
Soporte Rappi amenazando a repartidor con bloquearlo si rechaza pedido (Imagen: Cletofilia)

Por otro lado, y no es que sea menos importante, es el riesgo para la integridad física del repartidor si, después de todas esas horas, tiene que transportar en bidones, garrafones o simples botes, gasolina.

A los usuarios que piden la gasolina poco les importa el riesgo de los repartidores, hay muchos que, incluso, les piden en el favor las herramientas para hacer el vaciado de gasolina a sus tanques.

Los vapores que emana la gasolina, además del riesgo de incendio latente hacen de estos pedidos un riesgo que no se compensa con 65 pesos.

Rappi: deudas, explotación y cobros injustificados

En Plumas Atómicas intentamos comunicarnos con Rappi para saber si tiene un posicionamiento respecto a estos pedidos que ponen en (más) riesgo a sus repartidores. Hasta el cierre de esta nota, no hemos tenido respuesta.

Por: Redacción PA.