INAH: Mancera y CDMX no han cumplido con obligaciones con patrimonio cultural

ACTUALIZACIÓN 9 de febrero: Luego de la denuncia del Instituto Nacional de Antropología e Historia sobre la fallida (y terrible) “restauración” de los pedestales y estatuas que acompañan Avenida Paseo de la Reforma realizada por la delegación Cuauhtémoc, la institución federal reclamó que el gobierno de la Ciudad de México no ha cumplido sus responsabilidades para con el patrimonio cultural de la ciudad.

Según Arturo Baladrano, titular de Coordinación Nacional de Monumentos del INAH, la CDMX no ha cumplido con su parte luego de las negociaciones que tuvieron por la construcción de la línea 7 del Metrobús.

Esas negociaciones incluyeron diversas obligaciones para las autoridades capitalinas de preservar y proteger el patrimonio cultural que podría verse afectado por el paso constante de los autobuses de doble piso. Sin embargo, dijo Medrano al diario Reforma:

“El compromiso es que el Gobierno de la Ciudad restaure y ponga en valor los elementos patrimoniales que están a todo lo largo de la ruta (de la Línea 7). Es un compromiso que, hasta el día de hoy, el Gobierno de la Ciudad no ha cumplido“. (Vía: Reforma)

Hasta el momento, el INAH no ha manifestado alguna intención de revocar la recomendación que hiciera a mediados del año pasado para la construcción de la línea 7. Quizá, y sólo quizá, porque ya está a nada de abrirse.

**********

El monumento dedicado a Manuel López Cotilla, en Paseo de la Reforma, fue intervenido por la Delegación Cuauhtémoc sin notificarle al Instituto Nacional de Antropología e Historia. Esto ocurrió el martes pasado, a pesar de que Miguel Ángel Mancera había declarado que la limpieza de ese tipo de monumentos no podía decidirse unilateralmente.

La directora de Servicios Urbanos de la Demarcación, Aliza Chelmisnky, declaró que efectivamente NO notificaron al INAH: “Pero lo hicimos con el procedimiento aprobado. Lo que utilizamos es un procedimiento aceptado por el INAH, que es de arena de cantera con agua. De hecho, si van y tocan el pedestal, verán que está porosito y terrosito”, dijo a Reforma.

Foto: Héctor García / Reforma

La funcionaria asegura que no se usó pintura.

Foto: Héctor García / Reforma

Aun así, dicen los especialistas que la decisión es inaceptable. Según la restauradora Liliana Olvera, “no importa qué hayan decidido. Se requiere una licencia del INAH; deben pedir permiso”.

La intervención forma parte de una serie de acciones para eliminar el grafiti de ése y otros monumentos de la avenida. Chelmisky asegura que así han intervenido estatuas en otras ocasiones: “Así manejamos todos los pedestales y las partes de arriba las platinamos. Si es una escultura bronce oscuro, usamos gasa de oso y, si es claro, almorol, que son sustancias aprobadas por el Instituto“.

Sin embargo, dice que no volverán a intervenir los monumentos: “Me queda claro que ya no los vamos a intervenir, serán el INAH y el Gobierno central quienes se hagan cargo de eso de hoy en adelante. Lo que sí te puedo decir es que llevan meses grafiteados“.

De acuerdo con el diario, el conjunto escultórico de 77 próceres de los 32 estados sobre Paseo de la Reforma han sido vandalizados con grafitis, se les han robado elementos de bronce y han sido desatendidos por las autoridades, además de estar expuestos a la línea 7 del Metrobús que circulará por esa avenida. (Vía: Reforma)

Publicidad