Sí fallaron los megáfonos de la alerta sísmica

Evacuación de un edificio durante el sismo del 19 de julio, 2018. Imagen: Twitter

El día de ayer, 19 de julio, se registró un sismo con epicentro en Huajuapan de León, Oaxaca. En la Ciudad de México se registró un leve movimiento oscilatorio que sorprendió a muchos una vez que comenzó. ¿La razón? Casi mil 400 altavoces de alerta sísmica no sonaron.

En conferencia de prensa, el director del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5), Idris Rodríguez Zapata, señaló que ya investigan las razones por las que 1,329 altavoces de la ciudad no funcionaron durante el temblor.

Éstas representan el 12% de todas las bocinas de la ciudad.

De acuerdo con Rodríguez, existen múltiples razones por las que las bocinas no funcionaron: desde problemas de mantenimiento, suministro eléctrico, fallas en sensores u otros componentes electrónicos, hasta vandalismo. (Vía: Aristegui Noticias)

“Lo que tenemos que hacer ahora es corroborar por qué motivo no llegó, en dónde estuvo ese error. Si se fundió alguno de los sistemas que tenemos de fusibles, si hubo algún problema de energía eléctrica, un problema de enlace, si el amplificador se voló, si la bocina falló, si hay un tema de vandalismo en la cámara o cualquier problema que pueda afectar”, señaló. (Vía: El Universal)

Además explicó que ya se tienen identificados los altavoces que no sonaron, aunque no se encuentran en una zona específica y más bien se encuentran por toda la ciudad.

Evacuación de un edificio durante el sismo del 19 de julio, 2018. Imagen: Twitter

Una vez que se hagan pruebas y se reparen los equipos, se hará una prueba de sonido dentro de tres semanas:

“Lo que estaremos haciendo es un aprueba de audio, que se escuche en toda la ciudad, a través de todos los altavoces o de todas las cámaras y también de la aplicación 911 para revisar la eficiencia de ésta”

Esas pruebas de sonido serán relativamente frecuentes pues, según Rodríguez, es la única manera de verificar que todos los altavoces de alerta sísmica en la ciudad funcionen como deben. Así que no te espantes si escuchas la temida alerta: es muy probable que se trate de un simulacro. A menos que no.