Internet en el metro: ¿de verdad quieres darle tus datos al gobierno de CDMX?

Creímos que el progreso por fin había llegado a nuestra ciudad cuando se anunció la inciativa de instalar Internet gratuito en diferentes líneas del metro, que después se hizo realidad. La línea 7 del metro, una de las más odiadas de todo el sistema capitalino, fue la que estrenó esta novedad, pero al parecer no todo es precisamente gratuito en este grandioso paso al futuro.

Para ingresar y poder hacer uso del wi-fi colectivo, es necesario llenar formularios donde se ingresan datos personales y de redes sociales que, se indica, serán usados para fines comerciales, si uno se niega a aceptar esto no puede hacer uso de ello y se quedará en el pasado sin datos ni señal en el subsuelo de la línea 7.

Como reporta El Universal, la empresa BKO Security es la encargada de hacer la recolicción y administración de estos datos, que son entregados al gobierno de la CDMX. Estos, se hace perfectamente la aclaración, serán usados para el cotejo de datos estadísicos para mejorar el servicio y para fines publicitarios y de mercadotecnia.

Esta es una de las líneas que más se usan en el sistema y será, por la misma razón, usada por muchos que requeiren o simplemente tienen el deseo de usar Internet para cualquier fin dentro del Metro. Esto, nuevamente, abre la discusión sobre qué es necesario otorgale al gobierno para hacer uso de los servicios que provee.

También, es necesario recordar que la infraestructura fue puesta por AT&T en una licitación que no fue tan discutida a la hora de otorgarse. Esta empresa de telecomunicaciones, por la misma razón, es la dueña de la fibra óptica y los replicadores que abastecen este nuevo sistema inalámbrico de conexión digital, haciéndolo parte de la industria privada y parte pública, aunque oficialmente esos datos tienen que ser usados por el gobierno de la CDMX en operación BKO Secutiry.

El problema es que este acceso a la información no es de solo datos estadísitico. Si se usa Twitter, BKO Secutiry tiene la facultad de leer tweets de tu cronología, violando el espacio digital que tiene el usuario en la red, con cuentas personales y de uso personal. El argumento de AT&T, la CDMX y la empresa de seguridad informática será que nadie está obligado a usarlo y que quien lo acepte está advertido de todo ello.

Será necesario revisar el caso y que sea claro a dónde será dirigida la información y para qué se usará y que haya transparencia en su uso y distribución, pero es claro que cualquiera que lo use… ya cedió sun información y no puede hacer algo al respecto.

Con información de: El Universal

Publicidad