Ya no más grúas ni corralón en la CDMX: ¿estrategia electoral?

A partir del pasado viernes 16 de febrero, las grúas de la Subsecretaría de Control de Tránsito (las tan temidas grúas de Tránsito de la CDMX) no podrán multar o llevarse autos al corralón salvo unas cuantas excepciones.

Grúas no podrán llevarse autos en CDMX

El viernes, en la comunicación diaria que Mancera tiene con medios desde el pasado 19 de septiembre, anunció que a partir de ese día, ya no habrá corralón más que en unos cuantos casos y que los operadores tampoco podrán multar a los conductores:

“A partir de hoy las grúas en la Ciudad de México dejan de infraccionar, a partir de hoy queremos convertirla en apoyo vial, sólo será a petición de parte por si un vehículo está obstruyendo una entrada peatonal o de labores de la policía”, dijo Mancera en su reporte matutino. (Vía: Reporte Índigo)

Una de las medidas más impopulares desde la pasada administración (sin embargo, una de las más efectivas en cuanto a cambios en la cultura vial) fue eliminada en un plumazo tras varios cambios en el reglamento de tránsito de la Ciudad de México.

A partir de ahora, faltas que eran sancionadas con multa Y corralón, serán una simple multa (más grande: entre 40 y 60 veces la Unidad de Cuenta de CDMX): estacionarte en vías principales, frente a bancos y hospitales, en carriles concesionados o vueltas prohibidas serán sólo multas. (Vía: Animal Político)

Queda la (ahora) excepción para dos casos: cuando los conductores transiten por carriles en contraflujo o sobre los carriles exclusivos del transporte público. (Vía: SSP-CDMX)

Resulta cuanto menos… oportuno que una decisión como esta sea tomada en medio de un periodo electoral que se avecina complicado para el partido que ha estado al frente de la Ciudad de México desde 1997.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la capital bajo la administración de Mancera (independiente, porque nunca se registró como miembro del partido) ha reducido su presencia al mismo tiempo que ha luchado con la creciente fuerza política del Movimiento de Regeneración Nacional.

¿Será que la cancelación de una muy efectiva (pero muy impopular) política vial es un intento por apuntalar la campaña de Alejandra Barrales… o simplemente le estamos entrando a las teorías conspiracionistas?

Publicidad