Fuerza Anti-Unión: ¿Nueva organización delictiva en CDMX?

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó este 24 de mayo que el cuerpo de un hombre fue hallado en las calles Fray Bartolomé y Tenochtitlán, en la colonia Morelos, en el barrio de Tepito. El sujeto estaba dentro de un tambo, presentaba señales de tortura, le habían sacado los ojos y tenía un mensaje.

“Fuerza Anti-Unión. Sigues tú Hormiga y Chato, sigue la limpia”, decía, según imágenes en redes sociales.

De acuerdo a La Razón, el hombre de 46 años fue identificado como Gerardo. Era parte de la Unión Tepito y presuntamente se dedicaba a los cobros de renta en Eje Uno.

La muerte de este supuesto integrante de la Unión Tepito, dirigida por Roberto Fabián Miranda, alias El Betito, no sería la primera a manos de la Fuerza Anti-Unión. Hasta el momento, serían tres los homicidios que se atribuye la organización recientemente agregada al mapa delictivo de la capital.

El medio señala que no se tiene claro quién conforma al grupo, pero entre ellos estaría un hombre identificado como Roberto “M”. Este sujeto habría sido jefe de sicarios de la organización de El Betito, pero luego se separó para conformar a su propia banda.

Otro de los ejecutados que se atribuye Fuerza Anti-Unión es Juan, conocido como Venezuelo. Este presunto extorsionador de comerciantes fue hallado con un mensaje de la banda. En enero, otro individuo, identificado como Oso, fue también torturado y asesinado, supuestamente por la banda.

“Fuerza Anti Unión, esto les va a pasar a todos los que cobran piso a la gente honrada”, decía en la playera de Oso.

En tanto, El Hormiga y El Chato han sido señalados como dos cobradores más de la Unión Tepito en la Morelos. Suelen andar en motoneta y cobran entre 200 y 500 pesos a los ambulantes y locatarios, de acuerdo a La Razón.

Vecinos y comerciantes señalan que Fuerza Anti Unión es una banda de sicarios contratados por los viejos habitantes del barrio. Por otro lado, las autoridades dijeron al medio que son una nueva banda de narcomenudistas que buscan ganar el control de cobro de piso y venta de drogas en la zona.