Estudiante desaparece después de ser detenido por la policía en Metro Rosario

Actualización: 28 de enero 2018

Tras darse a conocer el caso de Marco Antonio Sánchez Flores, estudiante de la UNAM desaparecido después de ser detenido por policías en Metro Rosario, las indagatorias no esclarecían el caso. Sin embargo, tras la exposición que tuvo en medio se han levantado varias organizaciones para presionar a la CDMX y a la SSP capitalina.

La máxima casa de estudios mexicana exigió mediante un comunicado que se presente con vida al estudiante y que se castigue a los responsables.

Hasta el momento, todo indica que los policías que lo detuvieron arbitrariamente por tomar foto de un grafiti son los responsables de su desaparición forzada. Por su parte la Procuraduria General de Justicia de la CDMX está analizando el caso y ha dicho que los elementos que realizaron la detención ya fueron llamados a comparecer ante la Fiscalía Antisecuestros, aunque oficialmente el caso es tratado simplemente como la desaparición de un menor. (vía: Proceso)

La Comisión de Derechos Humanos de la CDMX y presentó la queja que se le hizo llegar por el caso de Marco Antonio y, a través de un comunicado, exige de igual manera la presentación con vida del joven:

 

Vía: CDHDF

La SSP por su parte, sigue negando que se haga público el nombre de los elementos de policía implicados, o las placas del vehículo donde fue subido sin justificación. Sus padres reclaman que se les entregue su hijo, en las condiciones que esté.

Aunque el caso pareciera avanzar, en realidad no lo hace mucho. Mientras las autoridades no se hacen cargo ni responsables por lo que le haya sucedido a Marco Antonio sus padres y varias instituciones se suman a que toda la información que se sume sea tratada en razón de una desaparición forzada.

Aunque la SSP y el Gobierno de Miguel Ángel Mancera (quien no ha dado declaración alguna) aseguren que los implicados han sido presentados en la fiscalía especial para secuestros, la carpeta de investigación sigue sin decir, claramente, que los policías fueron los responsables de cualquier cosa que le haya sucedido, hayan sido ellos o no los culpables de que no se sepa nada de él desde el martes 23 de enero.

Así mismo, el día de hoy se convoco a una marcha en el Ángel de la Independencia para exigir su presentación con vida y que, nuevamente, se tomen cartas en el asunto como una desaparición forzada, que involucre a los policías como responsables, haya sido ellos culpables de un daño directo sobre el joven o no, tras su detención y su presunta liberación por parte de los agentes.

**********************************

Marco Antonio Sánchez Flores, estudiante de preparatoria de UNAM, desapareció la semana pasada después de ser agredido y detenido por elementos de la policía. Han pasado varios días sin que sepa nada de su paradero, siendo los policía los principales sospechosos por su desaparición, por lo que la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) ha exigido que se le presente con vida. (vía: SinEmbargo)

La Redim ha calificado este hecho como de “lesa humanidad” y como una desaparición forzada. A través de un comunicado exigieron:

“la presentación con vida del adolescente detenido-desaparecido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México
• Exigimos la detención inmediata de todos los elementos de la “Unidad Hormiga” de SSP y una investigación exhaustiva que permita localizar con vida al adolescente desaparecido
• La desaparición forzada es un crimen de lesa humanidad que se agrava al tratarse de un adolescente
• Es tiempo que Miguel Ángel Mancera reconozca la existencia del crimen organizado dentro de la SSP CDMX para poder cambiar la actual situación (vía: Aristegui Noticias)

Hasta el momento, se sabe que los policías encargados de su detención aseguraron haberlo dejado ir. Sin embargo, los testigos refieren que al momento de ser subido a una patrulla, se dijo que iba a ser transferido al Ministerio Público 40 en Azcapotzalco.

Su familia no sabe absolutamente nada de él y el gobierno de la CDMX no ha querido facilitar la información de los policías que lo detuvieron, negando el acceso a información pública, como lo son nombres de servidores públicos, como los policías en un caso que requiere de certidumbre para tener seguridad que no hubo abusos y que se siga el rastro de Marco Antonio, en caso de que hubiera sido dejado en libertad, como refiere la SSP. (vía: SinEmbargo)

Esta cadena tiene en sus eslabones arbitrariedades que no pueden ofrecer la seguridad de un menos que fue, según testigos, detenido de manera injustificada, además de haber sido golpeado y no remitido a las autoridades correspondientes donde tendría que ser llevado por ser menor de edad.

El problema general, es que no existe un protocolo para seguir estos casos, por lo que se olvidan entre un marco legal que no garantiza que la niñez esté protegida ante hechos de este tipo y tampoco se obliga a las autoridades a responder por su obligacón de proteger a la ciudadanía y asegurar un debido proceso para cualquier persona.