En algunas colonias de CDMX, rentan más extranjeros que mexicanos

Y a que no adivinas cuáles son esas colonias
En colonias de CDMX, rentan más extranjeros que mexicanos (Imagen: @ositosinaloense)

De acuerdo a un estudio de la plataforma para rentas Homie.mx, en tres colonias de la Ciudad de México, viven más extranjeros que mexicanos: Juárez, Polanco y Anzures tienen hasta 70% de inquilinos extranjeros.

La CDMX es una ciudad rica y diversa (y desigual y enorme y contaminada, pero esa es otra historia). Al ser la capital política, financiera y comercial del país, ha sido el destino de millones (sí, millones) de extranjeros que han decidido mudarse a México, ya sea por trabajo, una decisión personal o conflictos políticos en su país de origen.

Como todo aquel que viva en la CDMX sabe, ciertas colonias reúnen a más extranjeros que otras: acentos, lenguajes y costumbres internacionales aparecen más en algunas colonias que en otras.

De acuerdo a Homie.mx, tres colonias tienen más inquilinos extranjeros que mexicanos: Polanco (70% de extranjeros), Juárez (6 de cada 10) y Anzures (poco más de la mitad), todas colonias de clase media-alta y alta, con muchas ofertas de trabajo bien remunerado e infraestructura urbana que a veces, hace creer que no se está en la CDMX.

Ya sea porque están cerca de sus zonas de trabajo o porque son áreas con mucha más seguridad y desarrollo urbano que otras partes de la capital, pero en estas zonas, según El Financiero y Homie, es que se concentra la población extranjera en la ciudad.

Contrario a lo que te diría el “sentido común”, estos extranjeros no son mayoritariamente ni angloparlantes ni europeos: el mayor grupo, son los venezolanos, con 22%, seguidos de colombianos (15.6%) y, finalmente, estadounidenses, con un 10%.

La renta en estas áreas no es barata… pero nada barata: en Polanco puede alcanzar hasta los 53 mil pesos mensuales, mientras que en la Anzures y Juárez están en un promedio de 25 mil pesos al mes.

Cambios como estos en la población no son ni un riesgo ni peligro, más bien demuestran un par de cosas: que México sigue siendo un destino profesional para cientos de personas y de que hay una oferta amplia (e inalcanzable para un gran porcentaje de la población) de vivienda en las zonas más exclusivas de la CDMX.

Con información de El Financiero