¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El drenaje de CDMX rebasado por las lluvias

drenaje de CDMX rebasado por lluvias

Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) señaló que el sistema de drenaje  alcantarillado de la ciudad se encuentra rebasado por el volumen de agua que ha caído en las últimas lluvias, de ahí que se hayan presentado fuertes inundaciones en varias zonas de la capital.

El Sacmex señaló que solo el pasado miércoles cayeron más de 7 mil 500 millones de litros de agua, es decir, una precipitación de 75 milímetros, lo que equivale a 75 litros de agua por metro cúbico. Sin embargo, según el Sistema de Aguas, nuestra red de alcantarillado y drenaje solo tiene la capacidad para manejar un volumen de lluvia de 35 milímetros.

Como podemos ver, la infraestructura con la que contamos se queda corta, ya que el volumen de las lluvias de los últimos años representan más del doble de la capacidad que tiene nuestro sistema de drenaje. Esto en parte se debe a que no se ha cambiado la red de tuberías que fue diseñada hace décadas y que respondía al volumen de precipitaciones que teníamos en esos tiempos en donde una lluvia como las que normalmente ocurren ahora, era considerada como atípica ¿otra evidencia del cambio climático?

Esta falta de infraestructura se debe principalmente a que el gobierno de la ciudad invierte muy por debajo de lo que necesita el sistema para estar en condiciones óptimas.

De hecho, como señaló Sergio Sarmiento en su columna “Agua y Dinero” publicada en el diario Reforma, las inversiones se limitan a dar mantenimiento a los 26 mil kilómetros de tuberías con los que contamos, ya que del total del presupuesto con el que contamos, que es de 198,966 millones de pesos, solo está destinado a aguas poco más de 12 mil millones de pesos, de esto solo se destinan en inversiones algo así como 2 mil 600 millones de pesos, cuando lo óptimo para nuestras necesidades sería una inversión de cerca de 8 mil millones.

En ese sentido, el problema va a seguir si el gobierno de la ciudad no hace una inversión fuerte para aumentar la capacidad del drenaje y el alcantarillado de la ciudad. Los operativos en época de lluvias no son más que una solución inmediata, el problema es que las autoridades no tienen la voluntad porque un proyecto de este tipo no es redituable electoralmente, mucho menos ahora que estamos en la antesala de 2018, por lo que se invierte el dinero público en dádivas y subsidios. (Vía: La Jornada)