Incierto el futuro de damnificados que viven temporalmente en albergues de la CDMX

Una de las peores sensaciones que puede atravesar el ser humano es la incertidumbre. A 15 días del sismo cientos de personas que perdieron su  y quizá su único patrimonio, no saben qué futuro les espera, no saben si recuperarán su vivienda o si contarán con los recursos suficientes para comenzar de nuevo.

“No sé si se arregla el edificio o no, no sé si voy poder regresar“, dice María Elena Morales, de 64 años, quien era la conserje del edificio y llevaba 32 años viviendo en un cuarto que tuvo que abandonar para pasar los días en el albergue de la delegación Benito Juárez.

Aunque le han ofrecido trabajo como empleada doméstica teme dejar el albergue por mucho tiempo y no estar presente cuando realicen el censo para asignar a los beneficiarios de algún programa de vivienda. (Animal Político)

 

“No tenemos dónde vivir”

 

“¿Que cómo veo mi futuro? La verdad no sabemos qué vamos a hacer, no tenemos dónde vivir, y nos tendremos que quedar aquí mucho tiempo”,  expresa Mayra Aparicio, de 29 años.

Mayra fue desalojada de un edificio que cargaba 16 contenedores de agua y una cochinilla grande de gas en su azotea, además, la planta baja está estrellada. Por estas razones ya no le permitieron entrar ni recuperar sus pertenencias. (Vía: Sin Embargo)

Mayra, su esposo Cirilo y sus dos hijos; Samantha de 8 años y Alexi de 7 años son originarios del Norte del estado de Puebla, llegaron a la Ciudad de México hace 9 meses, pues Alexi padece un tipo de distrofia muscular llamada Duchene.

Para obtener un apoyo para la renta, el cual consiste en recibir 3 mil pesos durante 3 meses, se necesita realizar un registro que valida los datos de las personas damnificadas, posteriormente se autoriza un folio.

Luego con el folio autorizado el cheque es expedido y entregado por el Instituto de Vivienda de la Ciudad de México.

Después de la pésima organización de la autoridades de la CDMX, las largas filas y el abuso de personas que se hicieron pasar como damnificados, la ayuda será entregada de manera directa en las visitas a los albergues o campamentos.