Asesinan a español que enfrentó a asaltantes en café de CDMX

Un grupo de cuatro hombres armados entró a la cafetería Hangar XXI, en Avenida Modelo, casi esquina con Prolongación Emiliano Zapata, en Iztapalapa, y asaltaron a los comensales del negocio. Les quitaron sus cosas y a uno de ellos, que se atrevió a confrontarlos, lo asesinaron.

De acuerdo al periódico Reforma, la víctima era un hombre de 50 años proveniente de Barcelona, España.

“Algunas personas refirieron que el occiso y otros comensales fueron sorprendidos por cuatro hombres que ingresaron para robarles sus pertenencias y después huir. El hoy occiso salió y uno de los implicados le disparó”, dijo la PGR, de acuerdo al diario.

Este español se negó a entregar sus artículos a los delincuentes y cuando estos se retiraron para darse a la fuga, decidió perseguirlos para supuestamente enfrentarlos. Sin embargo, esa decisión le costó más que lo que se llevaron los agresores.

Uno de los delincuentes le apuntó al español con su arma de fuego y le disparó por la espalda. Para rematar la situación, los asaltantes le acabaron de quitar sus cosas y hasta se llevaron los zapatos antes de abandonar la escena donde quedó tendido el hombre boca arriba.

De acuerdo al Reforma, los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) llegaron al lugar de los hechos 10 minutos después, luego que los encargados de negocio los llamaran. Se realizaron rondines y llegaron refuerzos, pero no hubo éxito para hallar a los asaltantes.

El cuerpo del español fue retirado y el Ministerio Público de la Coordinación Territorial IZP-4 inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso por disparo de arma de fuego.

Hasta el 31 de mayo, la Procuraduría capitalina seguía buscando a los familiares para que identificaran al extranjero. También se ha buscado a la representación española en México para que la confirmen, informó el diario.

Quizá enfrentar a un delincuente armado no sea la mejor idea –nunca–, pero si bien no acaba de ser la mejor opción, resultaría cínico señalar que cualquiera no está en su derecho de gozar y reclamar su derecho de llevar una vida segura y tranquila y más cuando se encuentra tranquilamente en una cafetería, restaurante o bar, justamente donde se busca un poco de paz o distracción.