¿No que los candidatos independientes salvarían la democracia?

¿Y dónde quedaron los candidatos independientes en estas elecciones? El pasado 4 de junio cuatro estados de la República votaron para elegir gobernadores en Coahuila, Nayarit, Estado de México y ayuntamientos en Veracruz.

Pues en este proceso electoral los candidatos independientes brillaron por su ausencia, de los seis candidatos independientes a las gobernaturas que compitieron en cuatro estados, sólo dos se posicionaron entre los primeros cuatro lugares. (Vía: Animal Político)

De 270 candidatos independientes registrados en las cuatro entidades, sólo tres alcanzaron una presidencias municipal y otros tres una regiduría. Los “ganones” de alcaldías fueron Isaac García Àlvares en el municipio de Coahuitlán; Orlando Estuardo Altieri Zaldivar, en San Andrés Tuxtla, y Christian Romero Pérez en Tlacotalpan, municipios de Veracruz. En Nayarit, los tres municipios ganados por candidatos independientes fueron Acapoenta, Rosamorada y Tecuela.

El analista político Enrique Hernàndez Quinterp considera que el fracaso se debe al desgaste que ha tenido esta figura y a la ingenuidad con la que  algunos se presentaron a competir. (Vía: El Universal)

Van dos ejemplos de los candidatos independientes:

Por un lado tenemos el papel de la candidata a la gobernatura por el Estado de México, Teresa Castell de Oro Palacios, quien alcanzó apenas el 2.1 por ciento de los votos emitidos en esa entidad.

En esta entidad la candidata independiente Castell de Oro Palacios quedó en el penúltimo sitio de los seis aspirantes que contendieron. La votación lograda por Castell es inferior al total de los votos anulados, que se cuantifican por el PREP pero por encima del candidato del Partido del Trabajo (PT), Oscar González Yáñez(aunque sus votos técnicamente no cantaban). En este caso, si la candidata independiente jugara bajo las reglas de los partidos políticos también habría perdido su registro, y con ello la posibilidad de contender en una nueva elección. (Vía: Reporte Indigo)

El otro caso memorable, que aunque no ganó la gobernatura del Estado de Nayarit ganó los aplausos de quienes nos alegró el día con su gracia y jocosidad, fue Hilario Ramírez Villanueva. “Layín” se llevó el 11.9% de la tendencia del voto.

Esa así que después de los triunfos históricos logrados por Jaime Rodríguez“El Bronco” en la gobernatura de Nuevo Keón, Pedro Kumamoto, en la diputación 10 de Jalisco, y Alfonso Martínez Alcázar y Armando Cabada, en las alcaldías de Morelia y Ciudad Juárez, respectivamente, en estas elecciones los candidatos independientes dejaron de brillar.

¿Qué pasará el las elecciones del 2018? ¿Quiénes se van perfilando?

Publicidad