Candidata trans del PT denuncia amenazas de muerte

Como muy bien iniciaba una nota de El Universal del 2012, Diana Marroquín Bayardo siempre fue Diana, pero hubo un tiempo en que fue conocida como José. Actualmente contiende para una diputación federal en Tulancingo, Hidalgo, por parte del PT. Pero su campaña se ha visto manchada por la transfobia, pues ha recibido amenazas de muerte.

No es la primera vez que Marroquín Bayardo aparece en una boleta electoral; y tampoco es la primera vez que es atacada y amenazada. En 2012, cuando también fue candidata a una diputación, fue víctima de un atentado donde se baleó el automóvil en el que iba. (Vía: El Universal)

En aquella vez se dijo que era la única mujer trans compitiendo por un cargo electoral en todo el país. Hoy el panorama es ligeramente distinto en cuanto a la repartición de candidaturas (excepto, claro, por los fingidos trans de Oaxaca), pero la transfobia permanece. Si en 2012 una integrante del partido MC quiso bajarla de la contienda por ser “una mente retorcida para los católicos”, ahora debe sortear el acoso en redes sociales y las amenazas de muerte.

Diana Marroquín Bayardo Ataques Amenazas Tulancingo Hidalgo

“Te vas a morir puto joto”, dice la pinta sobre una manta suya donde también aparecen el logotipo del Partido del Trabajo y el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

A estos ataques se agregan las difamaciones en su contra, que han llegado al punto de querer vulnerar su imagen: según la candidata, se ha usado indebidamente su imagen para abrir perfiles falsos en sitios pornográficos. (Vía: Central)

Pero, por mucho, el ataque más grave en su contra sucedió tristemente el día de su boda, cuando asaltantes buscaron asaltarla en el mismo restaurante donde ella contraería nupcias:

El 28 de febrero pasado yo me iba a casar, en una reunión privada en un restaurante, sólo había invitados cercanos y familiares, el único ajeno era el representante del Registro Civil de la presidencia municipal de Tulancingo.
Llegó el señor y a los tres minutos entró una banda de cinco asaltantes que intentaron matarme con cuchillos y pistolas, fueron sometidos por mis familiares, los entregamos y resulta ser que los liberó la policía municipal de Tulancingo”,
relató a Buzzfeed.

Así es: cinco asaltantes atacan a una candidata en su boda y la respuesta de las autoridades locales fue una liberación tan pronta como inexplicable. Ahora Diana Marroquín Mayardo denuncia una persecución política por parte del alcalde Fernando Pérez Rodríguez.

Diana Marroquín Bayardo Ataques Amenazas Tulancingo Hidalgo

Todos estos ataques tranfóbicos definen a la perfección la discriminación que puede llegar a padecer la comunidad LGBT en Hidalgo; el matiz político detrás de estos ataques no excluye la intolerancia.

En una contienda debería privar las discusiones y los debates, así sean ríspidos, siempre y cuando sean en el plano de las ideas y los programas políticos. Por el contrario, esta clase de ataques transfóbicos no deberían tener cabida en nuestra política. 

Por: Redacción PA.