California, Puerto Rico y Hawai buscarán la secesión

california

El entorno internacional cada vez tiende más al reforzamiento de los nacionalismos como forma de resistencia a las tendencias globalizadoras de la cultura, la política y, por supuesto, de la economía actual. Cada vez más aparecen movimientos sociales que buscan retornar hacia lo cerrado, hacia una especie de ensimismamiento como pueblos, es decir hacia una vuelta hacia su propio origen, como religiones, como culturas y como naciones.

Estos nacionalismos no son solo son influidos por una aversión a la globalización, también son movimientos históricos de reivindicación, resultado de relaciones de dominación entre distintos pueblos, derivadas de los procesos colonialistas. Es por eso que cada vez vemos más movimientos independentistas por todo el mundo, así como un auge de opciones políticas de izquierda y derecha, que apuntan hacia lo cerrado, en contra de la apertura que plantea la globalización y el libre mercado.

En este contexto, el Movimiento Antiglobalización de Rusia envió una solicitud a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  para que celebre una “sesión especial” para revisar el principio de derecho a la libre determinación de los pueblos. En esa solicitud, se agregan varias organizaciones independentistas de regiones como Irlanda del Norte, Puerto Rico  y algunos estados de la unión americana como California, Hawai y Texas.
(Vía: RT)

En el caso de Irlanda del Norte, quienes llevan décadas peleando por su independencia del Reino Unido, firmaron la petición con el fin de que el organismo internacional sea mediadora para recuperar su soberanía perdida en 1800 cuando eran el Reino de Irlanda. Este movimiento busca unificar ese territorio ya de por sí enmarcado en un conflicto religioso entre católicos y protestantes que es mucho más añejo que el colonialismo británico.

El caso de Puerto Rico que eufemísticamente es llamado “Estado libre y asociado” por Estados Unidos, pero que en realidad opera como una colonia, es decir un territorio gobernado por dicho país, pero que no goza del estatus de estado federado, por lo que no pertenece a su territorio oficialmente. En ese sentido, Puerto Rico no goza de los mismos derechos que cualquier estado federado, porque en realidad es una colonia, de tal forma, los nacionalista puertorriqueños, encabezados por Ramón Arturo Nenadich Deglans, buscan que Puerto Rico se vuelva un estado soberano e independiente.

El caso de Hawai, que es el estado número 50 de Estados Unidos también tiene un movimiento independentista de corte nacionalista, en donde los pueblos originarios de la región. Estos grupos buscan separarse de los Estados Unidos, para recuperar su viejo sistema social y político y erigir como rey a Edmund Keli’i Silva, descendiente de la antigua nobleza de las islas.

Finalmente, otros movimientos sociales independentistas de estados federados de los Estados Unidos como Texas y California también respaldaron la petición emitida por la organización rusa. Estos movimientos buscan la secesión de la unión debido al rechazo por la llegada a la presidencia de Donald Trump. Por una parte el líder separatista de Texas, Natham Smith, busca llevar a cabo un plebiscito el año próximo; por otra, California presentó una propuesta de votación fiscal en el estado, lo que podría derivar en su secesión en 2018. (Vía: RT)