Bush: De presidente de EEUU a artista plástico

George Bush explota su vena artística y en el camino ayuda a los veteranos de la guerra de Irak

Cuando pensamos que la escena política estadounidense no podía ponerse más rara, viene George W. Bush a demostrarnos que 2016 es un año reservado para las sorpresas. En los próximos meses, el ex presidente de Estados Unidos publicará un libro que reúne sus pinturas (sí, sus pinturas) sobre los veteranos de la guerra de Irak. 

La habilidad artística de Bush no es cosa nueva. Antes se habían visto pinturas suyas de perritos, del presidente ruso Vladimir Putin y, por qué no, hasta autorretratos de él en el baño.

El libro Portraits of Courage: A Commander in Chief’s Tribute to America’s Warriors, contendrá 66 retratos al óleo de hombres y mujeres que presentaron su servicio militar desde los atentados de septiembre de 2001.

De acuerdo con Bush, este libro busca transmitirle a la gente la experiencia de la guerra de los veteranos vistos desde una lente más humana. El ex presidente republicano añadió a cada pintura un texto que habla sobre la vida de los personajes, tanto en el ámbito de la guerra como en el aspecto civil:

“El mayor honor de la presidencia era mirarlos en los ojos y saludarlos como su Comandante en Jefe. Mi intención es apoyarlos y reconocerlos por el resto de mi vida”, dijo George Bush (Vía The Telegraph).

Los fondos recaudados por la venta del libro serán destinados a una organización sin ánimo de lucro dedicada a ayudar a las víctimas del 11 de septiembre. No está mal, si consideramos que fue gracias a Bush que todos esas personas terminaron luchando en Medio Oriente.

Se tiene programado que las pinturas del ex mandatario sean exhibidas en Bush Centre en la ciudad de Dallas hasta octubre. Mientras que la publicación del libro se llevará a cabo en febrero de 2017.

De acuerdo con un artículo del diario The Guardian, la mayoría de las pinturas pertenecientes  a la serie sobre distintos líderes mundiales está basada en fotografías de Google. Los retratos de figuras como Angela Merkel, Vladimir Putin y Tony Blair, están basados en la imagen que Wikipedia tiene de ellos, lo que ha desatado una marea de burlas por parte de los críticos de arte.

Publicidad