¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Se ahoga en Canal Nacional por querer evitar asalto

A veces te acorralan y no tienes ni a voltear para evitar un asalto. Adrián y Mitzy sí tuvieron una opción cuando un hombre les sacó una pistola para asaltarlos y la tomaron. Ambos brincaron al Canal Nacional y evitaron el atraco, pero sólo ella logró salir con vida.

El Universal informó que el miércoles 23 de mayo, Adrián, de 30 años, y Mitzy Sarahí, de 27, caminaban de la mano sobre la pista para correr en el parque de Canal Nacional y La Viga, en la colonia Paseos de Taxqueña, delegación Coyoacán, según los familiares de las víctimas.

Ahí fue donde un hombre, armado con una pistola, los interceptó y amenazó con lastimarlos si no entregaban sus pertenencias. La pareja, ante la situación, optó por brincar al río y evadir el riesgo.

El hombre que los habría despojado de sus pertenencias simplemente no hizo más y se fue del lugar. Pero la suerte no mejoró para la pareja ante la decisión.

Mitzy logró llegar a una orilla y salió del canal. Pero Adrián, apuntaron sus familiares al medio más tarde, no sabía nadar. Una vez que entró al agua, su novia comenzó a llamarle y le pidió ayuda a las personas que observaban o pasaban.  No se sabe si algún testigo acudió en su auxilio. El hombre simplemente ya no salió a flote.

Los cuerpos de emergencia arribaron y los testigos relataron a las autoridades lo que había pasado. Fue hasta que llegaron los bomberos cuando finalmente lograron encontrar y sacar a Adrián, pero ya no le encontraron señales de vida.

“Son cosas materiales, Adrián”, gritó una de las hermanas, dice El Universal. “¿Por qué te aventaste?”

El cuerpo fue retirado por peritos al anfiteatro y del hombre que amenazó a la pareja no se sabe nada…

Al final, sí, son cosas materiales. Un celular, la cartera, lo que sea, se puede recuperar. Algunos dirán que fue una decisión errada por parte de la pareja, pero, por un lado, uno nunca sabe cómo va a reaccionar. Es instinto. Y es que nadie, a fin de cuentas, tendría por qué enfrentarse a una situación así en la mal llamada Ciudad Segura.

La gran duda es por qué no había un policía en ese camino. En todas estas historias los elementos policiacos siempre son los grandes ausentes.