¿Te han robado en el camión? No te preocupes: diputado del PRI dice que te roban ‘baratijas’

Diputado del PRI, Pablo Fernández del Campo, dice que en camión roban solo baratijas.

¿Te han asaltado en el camión, en el metro? ¿Recuerdas el coraje de quedarte sin celular, sin cartera, sin mochila? Pues no deberías preocuparte: el diputado del PRI, Pablo Fernández del Campo opina que solo te roban “baratijas”. (Vía: Sin Embargo)

Esta penosa y muy triste declaración sobre cómo nos roban “baratijas” se dio, paradójicamente, en el marco de una reunión sobre cómo mejorar el transporte público. Fue durante el Smart City Latam Congress que Fernández del Campo dijo:

¿Qué puede llevar una persona en México que se traslada en transporte público? Pues quizás unos cuantos pesos en la cartera, puede llevar a lo mejor un dispositivo móvil, puede llevar cosas básicas y elementales y baratas para la economía pero que para ellos son instrumentos diarios de trabajo y eso es una amenaza real.”

https://twitter.com/pabloporpuebla/status/880107239964418048

Casi inmediatamente el diputado local de Puebla ofreció disculpas en redes sociales por sus comentarios, alegando que se habían tergiversado sus palabras. Sin embargo, las opiniones de Fernández del Campo han provocado urticaria y enojo en no pocas personas. (Vía: Diario Cambio)

Es posible que sus dichos hayan sido mal interpretados, pero acaso por eso mismo debería haber sido más enérgico y claro en sus disculpas. Mientras Twitter estalló en vituperios contra el diputado priista, en Facebook fue que se colgó el video de la escueta disculpa que para no pocos es insuficiente.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=AnhQFDl1t40]

El hecho cuando menos pasará como una soberana metida de pata en que la elección de la palabra incorrecta propició una cascada de descalificaciones en su contra. Ya bastante penoso es que los políticos vivan de nuestros impuestos como para que, encima de todo, se burlen de nosotros y de nuestros problemas. Elegimos políticos para que nos den seguridad y en lugar de cumplir con su trabajo, se ríen de la gente que es asaltada en el transporte público.

Publicidad