¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Balean sede estatal del PAN en Ciudad Victoria, Tamaulipas

La cede del Comité Directivo Estatal de Acción Nacional en Ciudad Victoria, Tamaulipas, fue baleado la madrugada de este jueves. El ataque ocurre días después de que el gobernador panista, Francisco Javier Cabeza de Vaca, dijera que ‘no daría tregua’ al crimen organizado.

Ante el repunte de violencia que ha padecido Tamaulipas en los últimos meses (sí, está fuera de control incluso para Tamaulipas), el gobierno de Cabeza de Vaca se había mantenido callado, para ofensa de mucho tamaulipecos.

Este domingo, 3 de junio, lanzó un comunicado en video, advirtiéndole al crimen organizado que “no daría tregua” al crimen organizado. En ese mismo video, se refería a las graves crisis de seguridad en Reynosa, Nuevo Laredo, Ciudad Victoria y muchas otras comunidades como “situaciones complejas y lamentables”.

El lunes 4, alrededor de las 6 de la tarde, fue asesinado Heriberto Hiram Sáenz Martínez, hermano del jefe de oficina del gobernador. Hoy en la madrugada, el comité estatal de su partido fue atacado por un comando armado. (Vía: Proceso)

Nadie resultó herido en el ataque de esta mañana: el único que se encontraba dentro del edificio era el velador, pero no recibió un solo disparo. Es difícil no pensar en él como un mensaje tanto a la estructura partidista como al gobernador.

Tamaulipas se ha convertido en uno de los estados más peligrosos del país: los enfrentamientos entre la Marina, el Ejército y las fuerzas del crimen organizado (desperdigadas en pequeños cárteles y no los grandes grupos delincuenciales de hace menos de 5 años) han decretado leyes marciales de facto incluso en la capital del estado.

Eso sí, Cabeza de Vaca habló poco de lucha al crimen y mucho de inversión y turismo en un mensaje que nadie supo si fue para tranquilizar a la población o para presumir de logros que nadie ha visto más que él y su equipo de trabajo.