¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ataque en Centro de CDMX tiene versiones opuestas de testigos y PGJ-CDMX

La madrugada del sábado, un sujeto entró al bar “Cervecería de Banda” y disparó, al menos, diez ocasiones; se registraron dos personas muertas y tres heridas. A pesar de que la policía llegó en minutos al lugar, el atacante logró darse a la fuga.

La “Cervecería de Banda” está a dos cuadras del Palacio de Bellas Artes, en la esquina de Eje Central y Donceles, justo en medio de una de las zonas más reguardadas del Centro Histórico. Eso no impidió un ataque que, depende a quién se le pregunte, tiene dos narraciones diferentes, incluso, por la hora en la que ocurrió todo.

Según la versión de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), los hecho ocurrieron a las 2:29 de la madrugada, y venían precedidos por una riña fuera del bar: tres sujetos (las dos víctimas y el atacante) pelearon afuera de las instalaciones del bar, continuaron peleando dentro y, después, ocurrieron las diez detonaciones, la policía fue avisada por radio de la “balacera” (aunque ¿se le puede llamar “balacera” cuando sólo una persona dispara?) y, aunque llegaron al lugar en minutos, el gatillero ya había huido. La policía preventiva acordonó el lugar para proteger la evidencia y los peritos llegaron a tomar fotografías de lo ocurrido. Esto, todo, según el reporte oficial de la PGJ-CDMX. (Vía: Sin Embargo)

Los testigos cuentan una historia completamente diferente, y tienen una grabación de Facebook live (que tomó uno de los músicos de la banda “Devastadora” que lo confirma.

Según los asistentes, las detonaciones ocurrieron a la 1:20 de la mañana, y muchos los confundieron en un principio con cohetes o efectos de sonido de la banda. No hubo testigos de ninguna riña a las afueras, sino que fue un ataque premeditado: un sujeto que portaba un casco de motociclista, entró, buscó a una persona, abrió fuego y salió en menos de un minuto. El miedo generalizado se apoderó del lugar, pero la llegada de la policía al poco tiempo logró calmar un poco las cosas. (Vía: Aristegui Noticias)

En una de las grabaciones puede escucharse a la persona que está realizando el video “¡Es la Ciudad de México, y hubo una balacera, como en Tamaulipas!” No en un tono de chiste o de mera incredulidad, sino de miedo.

¿Se acabaron los días “tranquilos” de la Ciudad de México?