Ante muertes por coronavirus en Ecuador, usan ataúdes de cartón

En una semana se recogieron 500 cuerpos en la ciudad de Guayaquil
Imagen: Alcaldía de Guayaquil

Si uno revisa las cifras oficiales de contagios por el COVID-19 en Ecuador, pensaría que las cifras no son tan alarmantes como en Italia o Estados Unidos. Sin embargo, lo que está ocurriendo en la ciudad de Guayaquil, de aproximadamente 2 millones de habitantes, muestra un panorama tan crítico como amargo.

Hay tantas muertes por el nuevo coronavirus en la urbe de la provincia de Guayas, que las autoridades comenzaron a usar ataúdes de cartón desde este domingo 5 de abril.

Una asociación de cartoneros fabricó 2 mil ataúdes de cartón para la ciudad. Hasta la fecha, informó CNN, se han repartido 200 de los féretros.

“Serán de gran ayuda para brindar una digna sepultura a las personas fallecidas durante esta emergencia sanitaria”, publicó la alcaldía en Twitter.

El Ministerio de Salud Pública de Ecuador detalla que se han registrado 3 mil 747 casos por el coronavirus, de los cuales 191 personas han fallecido. En Guayas se han registrado 2 mil 534 casos.

Imagen: Alcaldía de Guayaquil

La Fuerza de Tarea Conjunta de Guayas –agrupación de las Fuerzas Armadas de Ecuador– recogió en una semana unos 500 cadáveres de hogares y hospitales en la ciudad, según El Universo. Al mismo tiempo, se han levantado 450 actas de defunción.

En redes sociales y medios circulan imágenes de cómo los mismos ciudadanos tienen que sacar los cadáveres a las calles. En algunos casos, los cuerpos son incinerados en plena vía pública.

“No se puede esconder el número de muertos”, declaró en una entrevista ministro de Salud de Ecuador, Juan Carlos Zeballos, con CNN. “Hubo un aumento sin precedentes del número de difuntos en la ciudad”.

La televisora local Telediario y otros medios han recopilado imágenes sobre cómo los familiares de algunos de los fallecidos han tenido que quemar a sus muertos, con todo y los muebles de su hogar.

También hay registros de personas contagiadas desvaneciendo a la mitad de la calle.

Reportan que las familias se han visto obligadas a deshacerse de esta manera de los cuerpos debido a la falta de servicios para retirarlos.

El Universo informó que los familiares se han denunciado que los tiempos de espera para los trámites de defunción son demasiado largos. También se han quejado de problemas en la identificación de cuerpos, y autoridades han señalado que no se enterrará a nadie hasta que no sean identificados.

“Sabemos que tanto en número de contagios, como de fallecimientos, los registros oficiales se quedan cortos”, declaró el presidente de Ecuador, Lenin Moreno.

Las imágenes de Guayaquil han circulado a lo largo del mundo y las autoridades de ese país han hecho las declaraciones. Pero, sin las cifras oficiales al tanto de lo que pasa en Guayaquil realmente, las imágenes en esta urbe no dejarán de hablar con más fuerza.