Así son los dibujos de los niños en Nochixtlán

Ante la información, parcial y fragmentaria, que proporciona el gobierno y que replican algunos medios de comunicación, se han levantado un centenar de voces que afirman haber sido testimonios del ataque.

Los daños después del enfrentamiento de Nochixtlán no son únicamente materiales ni acabaron con el conteo de muertos y heridos. La gente cuya vida fue trastocada por la violencia del conflicto, necesita apoyo de manera urgente. Ante esto, un grupo de voluntarias ofreció terapia psicológica a los niños que sufren las consecuencias de los eventos del 19 de junio (como aquí te contamos). Hacer dibujos e intercambiar testimonios, es una de las formas en que intentan superar el trauma.

“Los pequeños hablan de que sus papás y sus tíos fueron a apoyar, y coinciden en que las armas las tenían del otro lado, y que ellos tenían piedras e iban por las botellas para defenderse” (Vía La Jornada).

Como parte de la terapia, las voluntarias le pidieron a los niños que dibujaran sus casas y a su comunidad antes del ataque en Nochixtlán. Luego, se les pidió que dibujaran lo mismo pero como lo han observado en las últimas semanas.

Las historias sobre compañeros cuyos padres murieron o están heridos se escuchan entre las conversaciones que las profesionales han sostenido con los niños. Según una de las voluntarias, los niños “tienen miedo a que lleguen los militares y que lleguen armados”.

Los dibujos son diversos: un niño dibuja una mancha negra y afirma que así salen las balas que disparan los policías, mientras que una niña de quinto año de primaria pintó a un joven que enfrentó a dos policías mientras portaba una bandera de México.

Ante la información, parcial y fragmentaria, que proporciona el gobierno y que replican algunos medios de comunicación, se han levantado un centenar de voces que afirman haber sido testimonios del ataque. Todos parecen coincidir en que los militares sí estaban armados y en que los detenidos del cementerio de Nochixtlán fueron arrestados de forma aleatoria y con violencia (como aquí te contamos).

Las declaraciones provenientes de instancias oficiales, como las del Secretario de Educación —Aurelio Nuño—, aseguran que el movimiento magisterial afecta a los niños que no reciben clases. Sin embargo, se ignora el daño y las condiciones en que viven los niños en comunidades de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, y el hecho de que la violencia que suscita la tensión entre la protesta magisterial y el Estado, también les está causando un daño irreparable. La iniciativa para dar asistencia psicológica a los menores no vino de ninguna institución gubernamental, se ha logrado hasta ahora gracias a la iniciativa ciudadana.

Recordemos que 30 niños mixtecos originarios de Asunción de Nochixtlán fueron desplazados fuera de su comunidad el día del enfrentamiento entre maestros y simpatizantes de la resistencia magisterial de la CNTE, y miembros de la Policía Federal y Estatal. En ese evento, la coordinadora general del Centro Regional de Derechos Humanos ‘Bartolomé Carrasco’, afirmó que los agentes de la PF entraron a esa comunidad lanzando gases lacrimógenos y disparando armas de fuego, sin importar la presencia de niños, mujeres embarazadas y ancianos.