ASF: Pemex hizo pagos irregulares a Odebrecht por 959 mdp durante dirección de Lozoya

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en contratos de Pemex emitidos en el año 2106 a favor de la constructora brasileña Odebrecht por más de 950 millones de pesos; recordemos que esa empresa es investigada por corrupción, específicamente por repartir sobornos por distintos países latinoamericanos a cambio de contratos.

Las irregularidades observadas por la ASF están relacionadas, en primer lugar, a adjudicaciones directas de contratos a favor de Odebrecht para el proyecto, ahora cancelado, de la refinería de Tula en el estado de Hidalgo. En segundo lugar, a un sobreprecio del 300% en materiales y mano de obra en las operaciones del proyecto.

Al respecto, la ASF señaló que estos contratos pueden representar un fraude al erario público, por lo que podían dar paso a denuncias penales ante la Procuraduría General de la República contra quien resulte responsable. Hay que señalar que estos contratos se adjudicaron durante la dirección de Emilio Lozoya en Pemex, quien ha sido señalado de ser parte de la red de corrupción alrededor de la constructora brasileña.

La auditoría realizada reveló que Pemex Transformación Industrial benefició con tres contratos sin licitación a la empresa Odebrecht de 2013 a 2016, dos de ellos relacionados a la refinería de Tula y el otro a la de Salamanca. En uno de los contratos asignados , Pemex le asignó a la empresa brasileña un proyecto para el “Acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de Aprovechamiento de Residuales en la Refinería Miguel Hidalgo”, por un monto de mil 436 millones de pesos, sin embargo, al finalizar, la paraestatal mexicana acabó pagando un sobreprecio de 879 millones de pesos.

El valor de los otros dos contratos es por 3 mil 500 millones de pesos, los cuales actualmente se encuentran cancelados por falta de presupuesto. Respecto a la asignación sin licitación, Pemex argumentó que se dio así por la premura de los proyectos, sin embargo, la ASF determinó que dichos contratos fueron ilegales debido a que no se pueden adjudicar proyectos sin apertura a la competencia.

Lo que no explica Pemex es el sobreprecio de entre el 60 y el 300% que pagó en cada uno de los contratos con la constructora brasileña, lo cual para la ASF abre sospechas de delitos de fraudes y desvío de recursos públicos, ya que lo que detectaron al respecto fueron anomalías relacionadas a cosas como: sobrecosto en herramientas por 13 millones de pesos, pagos en exceso por una malla galvanizada por poco más de un millón de pesos y, 79 millones de pesos por extracción y traslado de agua.

Respecto a estas irregularidades, la ASF informó que posiblemente se puedan recuperar 250 millones 555 mil pesos en 10′ contratos del proyecto:”Mantenimiento de la capacidad de producción y conversión de residuales en las refinerías de Salamanca y Tula”. (Vía: Milenio)