Asaltan y violan a voluntarios que llevaban ayuda a Oaxaca

A una semana del sismo que ha tenido en vilo al país, la mañana del martes 26 de septiembre, un grupo de jóvenes voluntarios católicos que llevaban ayuda a Oaxaca fue interceptado por un comando armado.

El resultado de este ominoso encuentro es un chico hospitalizado por impactos de bala, otro más internado por los severos golpes que recibió y una chica violada por los asaltantes. (Vía: La Jornada)

El grupo de voluntarios católicos se dirigía a Tehuantepec y Juchitán en tres camionetas pick-ups donde llevaban la ayuda que juntó la organización Papa Francisco Pro Felicitas A. C., según dio a conocer la Arquidiócesis de México.

El administrador de esta fundación, Carlos Arvizú, fue quien dio a conocer el lamentable estado en que se encuentran los dos jóvenes hospitalizados. (Vía: Eje Central)

“El gobierno federal no está protegiendo a las brigadas de ayuda”.

Los maleantes, además de abusar sexualmente y balear a los voluntarios, se robaron toda la ayuda humanitaria, además de pertenencias, celulares y 40 mil pesos en efectivo que los jóvenes llevaban con el fin de comprar más víveres al llegar a Oaxaca.

A decir de Arvizú, tuvieron que pedir auxilio a una serie de empresarios oaxaqueños que ofrecieron amablemente su apoyo. Sin embargo, ahora la organización teme por otros dos grupos de jóvenes enviados a Xochimilco y el Estado de México. (Vía: El Big Data)

Pero nuestra indignación es contra el gobierno federal, que no está protegiendo a las brigadas de ayuda. Ellos no están ayudando, no trabajan ni llevan víveres, ni el presidente de la República ni los gobernadores de los estados; se han limitado a llamar a la sociedad civil a que apoye, y la sociedad ha respondido sobradamente aún sin el llamado; pero el trabajo que a ellos les toca, el de brindar seguridad a quienes ayudan, es prácticamente nulo“, declaró Arvizú a La Jornada.

El mismo Arvizú comentó de un caso semejante, en que a otros voluntarios provenientes de Guanajuato los militares les querían quitar la ayuda que llevaban a Oaxaca: “Si el gobierno garantizara la seguridad de los voluntarios, eso no habría pasado.”